LA PERLA.- Ante la omisión y complacencia de instancias federales, los ayuntamientos y particulares asentados en municipios de la región de las Altas Montañas deben invertir recursos propios para frenar el ecocidio que provocan talamontes en los municipios de La Perla, Nogales, Huiloapan,  Coscomatepec, Calcahualco y Alpatláhuac.

En comunidades de La Perla, tras darse a conocer el corte y saqueo de arboles para el aprovechamiento de la madera, particulares han tenido que implementar vigilancia, reportando el paso de la madera a instancias estatales pero sin detenciones hasta la fecha.