YouTube suspendió el canal del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien no podrá subir contenido nuevo durante mínimo siete días, casi el tiempo que le resta de mandato al líder político que enfrenta medidas similares en otras redes sociales después de que sus seguidores asaltaran el Capitolio.