Rodeada de afecto y buenos deseos estuvo recientemente Viridiana Kokke de Parnell ya que su familia, quienes tanto la quieren al igual que sus amigos, le hicieron pasar una alegre velada con motivo de su cumpleaños.

Deseando que su esposa la pasara increíble, Douglas Parnell decidió prepararle una sorpresa, por lo que citó a su grupo de amigos en el Balcón del Zevallos para compartir con ella esa fecha especial.

Puntuales a la hora pactada arribaron las familias, encantadas de poder acompañar a Viridiana en esa fecha tan significativa en la cual, recibió además de regalos, tiernos abrazos y felicitaciones por su aniversario de vida.

Sin duda, los primeros en felicitarla fueron sus pequeños Valeria y Douglas, así como el cariñoso Máximo quien con su ternura le brindó el mejor de los regalos.

En medio de un extraordinario panorama que ofreció la noche en el zócalo de la ciudad, los presentes disfrutaron de una exquisita cena, acompañada de selectas bebidas con las que brindaron en honor a un año más de la gentil Viridiana.

 

Mónica Chico

El Buen Tono