• En LA REGIÓN DE las Altas Montañas
  • El vital líquido se sumó al petróleo, oro y demás materias primas que se negocian en Wall Street

ORIZABA.- En materia de agua Veracruz y la zona de las Altas Montañas se encuentra rebasados y no solo por la escasez de esta riqueza natural, también por los altos índices de contaminación en los afluentes y nacimientos que aún se conservan, así lo manifestó el presidente del Consejo Intermunicipal de Ambientalistas (CIMA), Graciano Illescas Téllez, ante la noticia de que se sumó al oro y el petróleo y otras materias primas que se negocian en Wall Street.
Consideró que el problema no es que se pierda el agua, porque se mantiene, “el problema es que cada vez está más contaminada y mientras más población tenemos, porque la tendencia sigue para arriba, no se ha estabilizado en el mundo y México es uno de los más poblados y, sobre todo, en las zonas metropolitanas como la Ciudad de México, Puebla y Monterrey”.
Indicó que, lamentablemente, mientras más población hay más contaminación, en el caso de Veracruz, dijo que “el problema son las plantas de tratamientos residuales, porque para empezar son muy caras y las poquitas son de bajo costo no han sido debidamente valoradas por los industriales, a pesar de que es una tecnología que está a disposición de, incluso, el Instituto de Ecología”.
Mencionó que otro de los grandes dilemas es que no está distribuida de manera uniforme, es decir, “no tenemos cantidades iguales en todos lados porque varía y, desafortunadamente, en donde más abunda es en las partes bajas porque llueve y en los ríos que están en las partes altas, el agua se va a las partes bajas y donde hay más escasez es en las partes altas”. 
“Veracruz es rico, porque primero que nada tiene un territorio costero amplio aunque el agua del mar no es consumible, pero nosotros estamos en una zona montañosa y, aunque está deforestada, conserva mucha vegetación aunque sea perturbada permite que haya recargas a los mantos acuíferos, tenemos el río Blanco uno de los más importantes del estado, aunque no regresamos al primer punto porque es uno de lo más contaminados de México”, concluyó.