El Banco Mundial ha vuelto a empeorar por segunda vez las previsiones para las economías de América Latina y el Caribe,pasando de la contracción del 7.2 por ciento estimada en junio al 7.9 por ciento actual.

El último informe de perspectivas macroeconómicas de la región revela que América Latina y el Caribe es en la actualidad la región más castigada por la pandemia de COVID-19, tanto en el ámbito sanitario, con más del 33 por ciento de los fallecidos a nivel global, como en el económico, en un contexto en el que las economías latinas se ven afectadas por una caída en la demanda externa, una mayor incertidumbre económica, un colapso en el turismo y las consecuencias de meses de confinamiento.

“Nuestra región soporta el peor impacto económico y en salud debido a la COVID-19 en todo el mundo, algo que exige mayor claridad respecto a cómo combatir la pandemia y recuperar el rumbo económico de cara a una rápida recuperación”, destaca el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Felipe Jaramillo.