La Navidad

ORIZABA.- La celebración solemne de la bendición de palmas se realizará a puerta cerrada, como lo ha indicado en su última circular el Obispo Eduardo Cervantes Merino, por lo que se exhorta a la población para que siga las transmisiones en vivo que su comunidad les ofrezca.

El vocero de la diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez, manifestó que es muy importante continuar con las medidas preventivas, evitando el contacto social, acompañados de su fe y orando al señor para pedir protección y salud ante el Covid-19.

“Todos los oficios de Semana Santa serán celebrado por los sacerdotes, pero serán a puerta cerrada o en forma privada, es decir, solamente con las personas estrictamente necesarias que apoyan en el servicio litúrgico”.

De acuerdo al comunicado enviado por los obispos de la Provincia Eclesiástica de Xalapa, el obispo de la diócesis de Orizaba estableció para este año una serie de adaptaciones ante la realidad diocesana, es decir, el Coronavirus.

La disposición litúrgicas para la conmemoración de la entrada del Señor en Jerusalén en las iglesias parroquiales, debe celebrarse con la tercera forma: “entrada sencilla (Cfr Misal Romano). Aunque esta forma omite la aspersión del agua bendita para los ramos, puede realizarse”.

Podrán asistir algunos fieles, partícipes del equipo de liturgia y, si es posible, miembros del consejo parroquial, que no rebasen las cincuenta personas en total pues se trata de garantizar la sana distancia adecuada entre los fieles y la celebración de fe.