Fortín.- Como una buena noticia fue recibido el nombramiento de Jorge Mario Bergolio, “Francisco”, como nuevo Papa de la Iglesia Católica en la Diócesis de Córdoba, según indicó el coordinador de medios de comunicación Jorge Montero Díaz, párroco de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús de Fortín.

Una vez que se comenzaron a escuchar el repicar las campanas en la iglesia de Fortín, varios feligreses acudieron a la misma para orar sobre la nueva asignación Papal, siendo el párroco Jorge Montero Díaz el primer complacido con esta noticia surgida desde el Vaticano.

Montero Díaz en entrevista, dijo que a pesar de que varios pueden pensar que es una sorpresa la asignación de un Papa Latinoamericano, para él sólo es reflejo de lo importante que es este continente en el mundo católico y cómo es que cada vez se toma más en cuenta a esta región.

El asesor de la pastoral de medios de comunicación de la Diócesis de Córdoba, señaló que con alegría ven cómo es que el mundo entero se alegra con el nombramiento del nuevo Papa y aunque la tradición era que se elegía a cardenales Europeos, ahora sale de ese continente el representante de los católicos.

“Es reflejo que desde hace varios años se comenzó a notar a nivel mundial la presencia de la iglesia latinoamericana con sus propuestas y con la realización de grandes eventos en diversos países de este continente como las asambleas internacionales  realizadas en Puebla, México y de Medellín, Colombia”, dijo.

Abundó que es una sorpresa el que sea latinoamericano el nuevo Papa en el sentido de que la actual situación Católica cuenta con diversos problemas dentro y fuera de la iglesia misma, por lo que el sucesor de Benedicto XVI, pudo haber sido cualquiera y por ello no sonaba el nombre de Jorge Mario y sí de otros latinos como el de Brasil o Canadá e incluso el italiano.

“El nuevo Pontífice se ve reflejado como un pastor que debe llevar a la Iglesia Católica como un verdadero guía que conduce a su rebaño hacia el camino del bien, teniendo que incluir los católicos y los no católicos de todo el mundo”, puntualizó.

 

Mauricio Láinez Vázquez

El Buen Tono