• “La pareja diabólica” agita a los especialistas, quienes se resisten a atender a pacientes con Covid-19, denuncian trabajadores

CÓRDOBA.- Anteponiendo miles de pretextos y argumentando presiones y amenazas por parte de directivos, médicos especialistas del Hospital General de Zona Número 8 del IMSS pretendieron boicotear la atención a pacientes en el módulo Covid.
Este domingo, trascendió que el martes de la semana pasada los médicos rebeldes se negaron rotundamente a entrar al área Covid y ante la falta de personal el director del hospital, doctor Sandrino Lara Fernández, tuvo que entrar para que los pacientes no se quedaran sin atención.
Trabajadores del hospital responsabilizan de agitar al personal y orquestar el boicot al ginecólogo José Luis Merelo Villalfan y a su íntima e inseparable compañera, la anestesióloga Olivia Ortiz Vázquez, a quienes ya apodan “La pareja diabólica”.
Un grupo de enfermeros, camilleros y médicos generales que hablaron con El Buen Tono, dijeron que urgenciólogos, traumatólogos, ginecólogos, oftalmólogos, cardiólogos, neurólogos y muchos otros especialistas que están dejando morir a los enfermos de Covid “son unos huevones y faltos de ética profesional, a los que se les debe fincar responsabilidad penal, despedirlos y denunciarlos ante la Comisión de Arbitraje Médico para que les quiten su título y su cédula profesional y nunca más vuelvan a ejercer la medicina”.
Trascendió el caso de ginecólogos del IMSS que están bajo investigación, luego de que se recibieron quejas de que durante su jornada de trabajo se salen del hospital para ir a sus consultorios o clínicas particulares a atender partos de emergencia, que ellos cobran en fuertes sumas y, de confirmarse, serán rescindidos.