Paso del Macho.- Cientos de jinetes cabalgaron acompañados de sus familias con el estandarte de San Judas Tadeo, como es la costumbre anual, agradeciendo los bienes obtenidos a lo largo del año.

Marcelino Rivera, uno de los participantes agradeció el apoyo de los presentes y confió que esta tradición permite mejorar la unión familiar y refrendar la fe sobre el santo patrono de los comerciantes.

Desde entrada la madrugada se efectuaron en pocitos y las congregación de carrizal, varias misas de las llamadas de gallo, por ser a las 5 de la mañana, así como las tradicionales mañanitas, que se efectuaron en honor del santo.

Esta ocasión fueron más de 150 caballerangos que recorrieron varios kilómetros acompañados de cohetones y con algunos canto en honor a San Juditas como le llamaban las mujeres y hombres que fueron al recorrido.

Al final el evento se convirtió en una gran fiesta en honor al santo, que se celebra el 28 de octubre, con una comida donde se busca a los mayordomos, que son los padrinos del mismo y que llevan a la comida a los cientos de visitantes.

La cabalgata recorrió 7 kilómetros con el estandarte de San Judas Tadeo, cuando menos 300 jinetes recorrieron 7 kilómetros para llegar a la coronación del santo patrono y su protector

Desde las 11:00 horas se dieron cita en Pocitos-Cañamazo ganaderos de toda la región, quienes poco a poco se congregaron para salir a las 12:20 con el estandarte de San Judas Tadeo con rumbo a Paso Mulato.

En el frente con cuatro jinetes portando el estandarte iniciaron la travesía de siete kilómetros de terracería, en esta que duró poco más de una hora, realizaron un descanso para que los caballos pudieran tomar agua.

Una vez que llegaron a Paso Mulato, cruzando Paso Garrapata y otra congregación llegaron a la iglesia, donde escucharon la misa, y realizaron una plegaria para que San Judas Tadeo continuara ofreciéndoles su protección.

 José Vicente Osorio 

El Buen Tono