• MANTIENEN LA TRADICIÓN

Orizaba.- La devoción a la Virgen de Guadalupe se ha incrementado a través de los años, manteniendo de esta manera la tradición inculcada por padres a hijos desde tiempos ancestrales, dio a conocer el historiador Armando López Macip.
En el marco de una conferencia transmitida a través de las redes sociales y que servirá de consulta en esta temporada, el también cronista, hace referencia a que la ciudad desde hace mucho tiempo cuenta con un gran número de iglesias, hecho que significa que es un pueblo católico.
Señaló que la presencia de importantes comunidades de religiosos o religiosas que se establecieron desde hace muchos años en los conventos y que pregonaban la palabra, sirvió de referencia, por lo que cobró auge con el tiempo para bien de la ciudadanía.
En los últimos años, la devoción a la virgen se ha mantenido gracias a la instalación de la Diócesis de Orizaba y a las actividades realizadas por quienes están al frente de la misma, aunado a la tradición que aún conservan los consejos parroquiales de cada una de ellas.
Aunque en este año de pandemia se suspendieron las misas, la ciudadanía reforzó su fe y seguirá así, pues la feligresía creyente confía en Santa María de Guadalupe, para que interceda por el fin de la situación de salud que se vive en el país y otras partes del mundo.