Potrero Nuevo.- A diferencia de otras meses, el servicio de matanza ha caído hasta en un 80% según reveló el encargado del rastro de Atoyac, quien confirmó que por semana están recibiendo una res y un cerdo para la venta.

“Los tablajeros no tienen venta en el mercado Revolución o en puestos que están fuera en las congregaciones, muchos de ellos tienen como un mes que no vienen, porque matan una res y la refrigeran hasta que se termina la carne”, explicó.

Uno de los principales motivos por los que aseguró ha bajado el degüelle en el rastro, es la falta de zafra, así como la entrada de los estudiantes a las diferentes escuelas de la región, lo cual merma la economía familiar.

Añadió que en esta semana se logró atender a un sólo carnicero, cuando en temporada de zafra o corte de caña se llegan a sacrificar hasta 10 animales por semana, lo que hace productivo el espacio público.

Debido a la crisis económica que azota a todo el país, durante el segundo semestre del año la venta de carne de cerdo registró un descenso, por lo que hasta el mes de diciembre se espera un repunte considerable.

Reiteró que esperan que repunte en este segundo semestre que inicia, “sobre todo ahora que se acerca el mes de diciembre y la temporada de muertos, además de que se dice que la zafra comenzará en noviembre”.

En otro aspecto los tablajeros reconocieron que urge mejorar la imagen del rastro que sirva también para la región, así como garantizar la higiene con que se trabaja en el espacio que atiende a Potrero, Atoyac y otros municipios.

José Vicente Osorio 

EL BUEN TONO