Si algo caracteriza a Andrés Manuel López Obrador, quien presume de haber recorrido todos los municipios de México, es su cercanía con la gente. Y de momento, por mucha crisis mundial que haya desatado el coronavirus, no parece dispuesto a renunciar a esta cualidad que lo llevó a la Presidencia.

“Tengo mucha fe de que vamos a sacar a nuestro querido México adelante. No nos van a hacer nada los infortunios y las pandemias”, sostuvo este domingo el Presidente mexicano en uno de sus mítines con aires de sermón eclesiástico celebrado en Marquelia, sureño estado de Guerrero.

Las redes sociales no tardaron en arder al constatar que en un momento de la grabación el Presidente recibe en brazos a una niña de parte de sus familiares y le besuquea varias veces las mejillas.

Miles de usuarios arremetieron contra el Presidente, conocido por el acrónimo AMLO, por no extremar precauciones ante la pandemia – México ha reportado 44 casos de COVID-19 – y también por sus forma de tratar a la niña. De hecho, la etiqueta #AMLOPedófilo se convirtió en tendencia en México.

Muchos quedaron sorprendidos de que mientras la Secretaría de Salud pide no saludar de beso y de abrazo para evitar propagar el virus, el mismísimo mandatario reparta muestras de cariño a diestro y siniestro.