En medio de una natural vista y un bello jardín, Gerardo Beverido Díaz Mirón festejó muy contento el haber realizado uno de los sacramentos más importantes y así abrir las puertas de su corazón para recibir por vez primera a Cristo, la mañana del pasado 20 de octubre.

Muy contento y con su vestidura blanca fue protagonista de una solemne ceremonia eucarística, efectuada en una capilla de esta ciudad donde emotivamente se efectuó una misa por esa ocasión especial en la vida del pequeño.

A su lado, compartiendo su alegría estuvieron sus padres Gerardo Beverido Garcés y Laura Díaz Mirón de Beverido, quienes  felices lo entregaron a sus abuelitos Fernando Díaz Mirón Benítez y Ana Margarita Muñiz de Díaz Mirón aceptando orgullosos el compromiso de fungir como padrinos de su primera comunión. 

Así y ante la presencia de sus primos, tíos y abuelitos paternos, José Francisco Beverido Gálvez y Lucila Garcés de Beverido, el pequeño vivió uno de los momentos más felices de su etapa infantil al haber participado en su primera eucaristía.

Posterior a la misa, Gerardito disfrutó de una completa tarde de diversión a lado de sus grandes amigos con quienes jugó al máximo, recibió regalos y las felicitaciones por ese importante acontecimiento en su vida.

 

Mónica Chico L.

El Buen Tono