Córdoba.- El padre Domingo Ortiz Medina externo que para acabar con la violencia y el maltrato hacia la mujer, se debe trabajar en conjunto para erradicarlo, esto desde el seno familiar, hasta llegar al Gobierno; “éste trabajo se tiene que realizar en equipo”, expresó.

“La violencia hacia la mujer, es un problema difícil de erradicar y es un trabajo que por parte del Gobierno pretende encontrar las vías de solución, sobre todo en materia de seguridad en donde la mujer ha sido la más afectada”, señaló.

Consideró que la cultura familiar que impera en México, no ha ayudado mucho para mantener ese respeto a la grandeza y belleza humana, en este caso a la mujer la cual hoy juega un papel importante, al igual que el hombre, al los dos tener la misma dignidad y respeto, así como los mismos derechos para participar en todos los ámbitos tanto en lo empresarial como en lo político “urge hacer conciencia al respecto y con eso evitaríamos muchas cosas, como son los feminicidios y la violencia en todos los aspectos hacia ellas”, exhortó respecto al tema.

Abundó que la cultura de México no ha ayudado porque no se le ha dado el lugar que la mujer merece, “la mujer y el hombre tienen la misma dignidad en su persona y eso se ha olvidado, ya que culturalmente, todavía existe el machismo y otras cosas más que afectan al género femenino”.

“Debemos recordar y retroceder un poco a la belleza y dignidad de la persona humana en donde se encuentran el hombre y la mujer, con los mismos derechos, los mismos campos, las mismas acciones y las mismas oportunidades”dijo Ortiz Medina.

El padre aseveró que principalmente la educación viene desde la familia, desde la etapa prenatal, porque en este caso, qué es lo que más desea un hombre cuando se realiza la vida de esposos; “quiero tener un hijo y cuando nace una mujer es cruel ver la mueca que en ocasiones realizan unos padres”, finalizó .