Ixhuatlancillo.- Los habitantes del municipio mantienen vivas y con mucho orgullo sus tradiciones, no se olvidan de sus raíces, la gran mayoría de las mujeres conserva su vestimenta y los hombres hablan el dialecto náhuatl.

El traje que distingue a las féminas es único, hay personas que se encargan de confeccionarlo.

La tradición del Día de Muertos es un atractivo turístico, porque llegan personas de distintas partes del País a presenciar los rituales que hacen las familias, lo que también repercute positivamente en la economía. Son poco más de 24 mil habitantes, de los cuales, a decir de la autoridad, el 95 por ciento conserva sus costumbres indígenas, que los han caracterizado por muchos años.

Mencionaron que el idioma es algo propio y lo enseñan a las nuevas generaciones para que no se pierda con el tiempo.

Con respecto a la ropa, indicaron que la blusa lleva encaje bordado a mano con diversos adornos, lentejuelas y colores llamativos, así como la falda con media blusa y sus tirantes, hechos con tela bordada. 

 Añadieron que el fondo lo elaboran a mano con mucho vuelo y encaje de diferentes tamaños.