ORIZABA.- Luego del anuncio por parte de la SEP de que las vacaciones de Semana Santa se extenderán a un mes por la alerta del Covid-19, los comerciantes del Melchor Ocampo se verán afectados en cuanto a sus ventas.

Andrea Gómez, quien vende frutas y verduras, mencionó que la economía del mismo se mueve por el flujo diario de amas de casa principalmente, quienes adquieren diversos productos para la elaboración de su comida.

Refirió que aunque la alimentación es fundamental para el ser humano, no duda que la ciudadanía se abstenga en hacer compras, sólo realizará las mínimas o básicamente las necesarias, sin excederse.

Saturnina Velásquez, vendedora de antojitos típicos de Orizaba, refiere que hasta el momento las ventas fluyen con normalidad; sin embargo, una vez que entre en vigor la cuarentena por el Coronavirus estas irán a la baja.

En este sentido, mencionó que a diario se registran muy buenas ventas pues circula mucha gente, pero ante la alerta no duda que la ciudadanía prefiera quedarse en casa para evitar contraer la enfermedad.

Abel Garcia, quien por más de 10 años se ha dedicado a vender ropa, dijo que tras el anuncio las ventas no serán las mismas, pues la gente no saldrá o bien no realizará compras innecesarias, aunado a que un gran número de eventos donde hay concentración de personas serán cancelados.

Cuarentena impacta actividad económica

Un impacto de al menos 40 por ciento podría registrarse en el comercio en pequeño durante la temporada vacacional de Semana Santa, esto como resultado de las acciones preventivas que ha emitido la Secretaría de Salud y que recomiendan mantenerse en cuarentena, señaló Marcela Huerta López, presidenta de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) Córdoba.

Incluso, no descartó que pueda ser mayor la afectación a la economía local, esto al ser prácticamente un mes el que se pide a la ciudadanía salir sólo a lo necesario.

López Huerta detalló que para estos días Canacope preparaba una serie de eventos a fin de incentivar la actividad económica, no obstante serán suspendido hasta nuevo aviso, por la misma recomendación hecha por autoridades de Salud.

Y es que, en Córdoba se han suspendido algunos eventos masivos lo que podría disminuir el número de visitantes y con ello, inhibir la derrama económica que dejan.

La situación es diferente para el trabajador que debe de salir a desempeñar su labor, ya que no existen condiciones para que guarde una cuarentena sin que afecte su bolsillo.

“A todos nos va a afectar un poco, es inevitable, sin embargo, aquí no podemos los trabajadores suspender nuestras actividades”.

López Huerta agregó,  ni siquiera el SAT ha emitido alguna prórroga para los contribuyentes que se vean afectados con esta actividad comercial.