Orizaba.-   La Diócesis de Orizaba no oculta información y menos de las reuniones a las que asiste el obispo, Marcelino Hernández Rodríguez, aseguró el vocero la institución, padre Marcos Palacios Cárdenas.

Por lo que lamentó que se publique información sin sustento, como la que apareció ayer en el periódico coludido en donde se afirma que integrantes de la Secretaría de la Marina se reunieron con Hernández Rodríguez y el padre Antolín Castelán de Bernardi.

Manifestó que el asunto del familiar de este último, lo debe abordar el involucrado, pero que ellos no tienen nada que tratar con las autoridades federales.

“Existe molestia por parte del padre Antolin y del Obispo, porque en primera instancia yo, Marcos Palacios, les declaré que los militares pasaron al sanitario y que el Obispo estaba en su oficina y no se había dado cuenta de lo que ocurría afuera”, remarcó.

Indicó que sí les preocupan este tipo de información tendenciosa, “cuando publiquen algo, se deben responsabilizar para que alguien de la cara, porque exijo que que corrijan y pongan nos equivocamos”.

Con relación a la entrada y salida de los federales a la oficinas del arzobispado que se encuentran en la iglesia del Carmen,  precisó  que las puertas se abren desde temprano y que los marinos son personas normales que necesitan entrar al sanitario y ellos se los facilitaron.

De la redacción

El Buen Tono