Andrés Timoteo
Columnista

LA BIBLIA DE LA CORRUPCIÓN
Hay muchas teorías para explicarlo. La newtoniana: a toda acción corresponde una reacción de igual intensidad, pero en sentido contrario. La bíblica: ven la paja en el ojo ajeno y no la viga que tienen enfrente. La kármica o budista: lo que das, recibes. La gerontológica: como te ves me vi, como me ves te verás. O la popular: el comal le dijo a la olla: ‘tienes el rabo tiznado’. No obstante, la apoteosis es la misma: corruptos unos y los otros. Es el escándalo que ahora envuelve a la “cuarta transformación” y al propio presidente Andrés Manuel López Obrador.
Dos cercanísimos del tabasqueño, su hermano Pío Lorenzo, con el que más relación tiene y quien es subsecretario de Gobierno en Chiapas, y David León, ex director nacional de Protección Civil y a quien había nombrado encargado de la distribución del medicamento en todo el país -todavía no asumía el cargo-, fueron exhibidos en un video en un acto manifiesto de corrupción. Uno, David León, le entrega bolsas de papel con fajos de billetes a Pío López Obrador.
El dinero tenía como destino las campañas electorales de Morena. León era operador del entonces gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, del PVEM, pero aliado de facto del lopezobradorismo y los billetes provenían del erario chiapaneco. Pío era el “recolector” de recursos para la campaña de su hermano. Vaya exhibida que le torció la maniobra al presidente de acorralar a sus enemigos políticos con videoescándalos que también los muestran en actos de corrupción.
La estrategia se le reviró. Los videos de Emilio Lozoya, ex director de Pemex y delator del peñismo, pasaron a segundo plano mediático y López Obrador, el mandatario, pasó de lanzar acusaciones a pregonar justificaciones, de acusar a defenderse. Bien lo dicen en las redes sociales que lo que divertido de un circo son los acróbatas y en eso terminó el presidente y los suyos, haciendo tremendas maromas para sacudirse el escándalo.
El tabasqueño jura que lo de su hermano no fue corrupción sino “aportación” -risas- y recurre -otra vez- a la historia equiparando el asunto con la Revolución que fue financiada por los mexicanos. Su esposa fue más audaz y más para atrás porque aludió a la Independencia afirmando que la aristócrata y periodista Leona Vicario, una de las heroínas de ese suceso histórico, “no fue grabada dando dinero a los independentistas”.
Caso lastimoso pues la señora se es historiadora y debería regirse con un manejo riguroso del tema, pero prefiere manipularlo e interpretar a contentillo la historia. Ambos, López Obrador y su cónyuge buscan comparar a los héroes patrios con Pío López y David León, ¿no es un despropósito? Todo para defender lo indefendible.
Sin embargo, no hay corrupción pequeña ni grande, toda es un delito y grave si la cometen servidores públicos o quienes buscan cargos de poder. Es, por lo tanto, fútil el intento de justificación del presidente al afirmar que no se puede comparar un millón de pesos con 20 millones de dólares. Por cierto, ese par de videograbados, David León y Pío López Obrador no tuvieron empacho en llamar burlonamente a la libreta donde anotaba las cantidades de dinero como “la biblia” …de la corrupción, claro.
Sería interesante que judicialmente se obligará a Pío López a presentar esa libreta para conocer sus apuntes. No sería algo nuevo. En Perú, hubo un proceso judicial contra el ex presidente Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa Nadie Heredia, por casos de corrupción y, precisamente, por sobornos que recibieron de la brasileña Odebrecht para concesionarle varias obras, entre ellas el Gaseoducto del Sur.
La señora Nadine Heredia, que tenía un poder enorme en la administración de su marido, fue obligada a entregar varias agendas donde anotaba datos de las coimas recibidas, nombres de empresarios y funcionarios involucrados. Primero negó la existencia de esas libretas y luego las tuvo que aceptar y entregar a un juez, luego de que reportajes periodísticos destaparon el asunto.
El dinero recibido por los Humala Heredia fue para las campañas electorales del 2006 y 2011 y habrían sido 2 mil millones de dólares. El junio del 2018, la Suprema Corte de Perú admitió como pruebas judiciales a las libretas en las que Nadine donde anotaba las cifras de dinero recibidas ilegalmente. Lo que pasó en Perú es un espejo de lo de México: un familiar del presidente que recibe dinero ilegal para la campaña electoral y lo anota en una libreta que llama “biblia”.
LOS ‘VIDEO-TOCINOS’
Pero más allá de los malabares de los López Obrador para chisparse del videoescándalo, este demuestra el rejuego entre los villanos en las cúpulas del poder. La deducción es que a pesar de que el ex gobernador chiapaneco y hoy senador Manuel Velasco, se decía aliado del lopezobradorismo y le entregó dinero con su testaferro David León, también filmó esas coimas para usarla los videos como arma política.
Esta grabación fue dada al círculo cercano a Enrique Peña Nieto, no se explica de otra manera, y ahora éste la usa como ariete contra el presidente y su familia. El traidor en ese asunto es Manuel Velasco o el propio David León. También queda confirmado que el peñismo, el salinismo y el calderonismo tienen obuses listos para responder cada ataque que haga el lopezobradorismo.
Uno de esos misiles, dicen los bien enterados, fue ensamblado en Veracruz. Se trata de los “video-tocinos”, las filmaciones que hizo el ex gobernador Javier Duarte de las maletas con dinero que en Casa Veracruz y en otros sitios entregó a personeros de Morena, entre ellos al actual gobernante, Cuitláhuac García. Las entregó para las campañas electorales del 2016 y el 2018 tanto en las estatales como en las federales.
Hay fuentes que aseguran que el financiamiento duartista también llegó al altiplano para financiar el proselitismo y la operación comicial de López Obrador. Habrá que esperar que detonen esos atesorados y potencialmente demoledores obuses. Vaya, el cordobés hizo lo mismo que en el 2012 cuando entregó dinero a la campaña de Peña Nieto a cambio de protección y licencia para hacer tropelías. Y no  hay que olvidar que el propio Cuitláhuac García ofreció renunciar a la gubernatura si se mostraba alguna grabación del dinero que le habría entregado Duarte. ¿Le pasará lo que a Pío o ni pío dirá?
CATÁSTROFE OFICIAL
En el tema de la pandemia gripal ya se cumplieron los pronósticos oficiales porque el fin de semana México llegó a la cifra de los 60 mil fallecidos. El 4 de junio pasado, hace poco más de dos meses, el subsecretario de Salud y vocero gubernamental para la crisis sanitaria, Hugo López-Gatell anunció que el escenario más extremo era alcanzar esa cantidad de muertos. En aquella fecha, cuando apenas se llevaban 12 mil muertos, López Gatell aceptó que había errores en la medición de los decesos.
Claro, nada dijo que tuvo que admitir esos errores tras las publicaciones de prensa que los evidenciaron y de los señalamientos de los gobernadores que mostraban estadísticas discrepantes. En ese entonces, el funcionario afirmó que las muertes llegarían a 35 mil y en un “pronóstico muy catastrófico” sería 60 mil. Y miren, el mentiroso funcionario nuevamente quedó rebasado porque entre sábado y domingo se acumularon más de 60 mil fallecidos. Y la curva sigue en ascenso.
Entonces, el país ya está oficialmente en catástrofe si se toman en cuenta los números del gobierno. Muchos de esos muertos son resultado del inevitable golpe pandémico, pero muchos otros son consecuencia del desastroso manejo de la crisis sanitaria por parte del gobierno, de la negativa para liberar recursos a los centros hospitalarios, apoyar a los médicos y enfermeras y de la negligencia para aplicar las medidas sanitarias para impedir los contagios entre la población. La catástrofe epidémica es, por lo tanto, culpa de los desidiosos e irresponsables funcionarios gubernamentales.
 
¿ACUSE DE RECIBO?
El fin de semana fue secuestrada y asesinada Teresa Valiente, hermana del activista social, Crisanto Valiente, de Ixhuatlán del Café. Su cuerpo apareció mutilado a un lado de la autopista Córdoba-Veracruz. Es, por supuesto, un mensaje es expreso para el luchador social y para el resto de los activistas en todo el centro de la entidad. Es un golpe directo, brutal y espantoso asestado a través de alguien muy cercano.
Nadie puede desligar ese homicidio de la trayectoria de Crisanto Valiente que lidera luchas contra la corrupción policíaca, los abusos de alcaldes, la tala clandestina de árboles y la defensa del medio ambiente. Fue denunciante insistente contra la construcción de un basurero en Ixhuatlán del Café y logró que fueran expulsadas en el 2018 las granjas porcícolas de la empresa “Agropecuaria ACA”.
El mismo Valiente Miramón fue objeto de agresiones, como la sufrida en el 2016 cuando un grupo de desconocidos allanaron su vivienda y lo molieron a golpes. Luego la policía municipal detuvo ilegalmente a uno de sus hijos de 13 años. En el 2015 fue detenido y llevado por algunos días al penal federal de Villa Aldama acusado de atentados contra las vías de comunicación por haber encabezado un bloqueo a la carretera Coscomatepec-Huatusco.
Apenas en diciembre del año pasado, la revista Proceso dio cuenta del intento de robo de su camioneta en el pleno zócalo de Coscomatepec por unos delincuentes presuntamente protegidos por la policía municipal. En ese entonces, Valiente acusó a la corporación policíaca de ser “protectora de criminales”. Ahora, el asesinato de su hermana ¿será el ‘acuse de recibo’ a su activismo social y sus denuncias públicas?