ElBuenTono

FRENO DE MANO
Equilibrio es la palabra clave tras los comicios de ayer. Aunque hay que esperar los resultados definitivos de las elecciones, hay una lectura global que apunta a varios éxitos ciudadanos: participación relativamente abundante, sobreposición al miedo y los amagos de los violentos no cediendo a las pretensiones del crimen organizado, paridad de género en cargos de representación popular y sobre todo poner un contrapeso al presidencialismo excesivo por medio del Poder
Legislativo.
Según las proyecciones, hubo una participación ciudadana arriba del 50 por ciento lo que es inaudito para unas elecciones intermedias -en Veracruz fue del 57 por ciento- y eso significa que no pudo el miedo ni las amenazas ni el terror que intentaron sembrar tanto los grupos fuera de la ley como desde los gobiernos federal y estatales. El catálogo de presiones fue enorme: asesinatos de candidatos y operadores, balazos en las mesas de votación, amenazas con narcomantas y hasta con restos humanos, entre ellos cabezas humanas cercenadas, robo de papeletas y patrullaje de hombres armados.
Lo mismo secuestros, desapariciones, encarcelamientos y persecución judicial de opositores, apedreados y aporreados, “mapaches” – de todos los partidos- sorprendidos y detenidos cuando compraban votos, gritos, sombrerazos, escupitajos y demás hubo ayer en la jornada electoral. Fueron, por supuesto, los comicios más violentos de los años recientes y Veracruz -como siempre- está en los primeros sitios de la violencia electoral. Afortunadamente no fueron suficientes para inhibir la participación ciudadana. La gente no se amilanó y salió a ejercer su derecho de elegir a sus gobernantes y representantes parlamentarios.
Se espera que de las 15 gubernaturas en disputa, al menos cinco quedarían en mujeres, lo que es un avance en la paridad de género en cuanto a los poderes estatales. Es la primera vez en la historia del país que hubo tal cantidad paritaria y en una sola avalancha varias mujeres se convertirán en titulares del Poder Ejecutivo local. En cuanto a números generales en la disputa de las 15 gubernaturas, pese a que el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) que es el partido en el poder y sus aliados tenía una proyección de ganar la mayoría al final hubo elecciones muy cerradas y de acuerdo a las proyecciones no se habría llevado el tradicional “carro completo”.
Tampoco hay “carro completo” en lo más codiciado: los asientos en la Cámara de Diputados para la siguiente legislatura. Es cierto, Morena y sus aliados serán la fuerza política más copiosa pero habría perdido la mayoría calificada. La proyección de votos dada a conocer por el conteo rápido del INE – a las 23 horas de ayer- es que Morena solo tendría como máximo 35.8 por ciento de la votación lo que es menos que en el 2018 que tuvo 36 por ciento, y ahora tendría como máximo 203 diputados. No tiene mayoría simple – de 251 curules- y solo la alcanzaría sumando los diputados del PT y PVEM que obtendrían como máximo 41 y 48 diputados.
La alianza PAN-PRI-PRD se llevaría entre 181 y 214 diputaciones -ojo en las estimaciones del INE ya se consideran los legisladores plurinominales – y en la votación particular el PAN acapararía entre el 18 y 19 por ciento, el PRI entre el 17 y 18.5 por ciento y el PRD entre el 3.5 y 3.9 por ciento. Resumen, aunque será la principal fuerza política en el Poder Legislativo, el partido del presidente y sus aliados no obtuvieron la votación esperada. No arrasó el lopezobradorismo y todo apunta a que perdieron la mayoría calificada de 334 votos y así no podrá modificar la Constitución a contentillo.
Con la mayoría simple, el oficialismo podría garantizar la aprobación de los presupuestos para los tres años siguientes, pero ya no habría ‘aplanadora’ marrón, ya no se aprobarían las iniciativas presidenciales “sin cambiar una sola coma”, y el presidente con sus legisladores estaría obligado a negociar con la oposición. No hubo un vuelco radical, pero si se metió el freno de mano.
Otra lección para el presidente Andrés Manuel López Obrador y a sus seguidores: la oposición no estaba “moralmente derrotada” como pregonaron en el 2018 porque se repuso y la gente votó por las opciones que presentaron. En la Ciudad de México, Morena habría perdido la mitad de las 16 alcaldías -antes delegaciones- lo que significa otro descalabro para el presidente y su nuera, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum. Entre las alcaldías perdidas estaría Tláhuac donde ocurrió el accidente de la Lína 12 del Metro hace un mes. Entonces, la tragedia pasó factura al morenismo.
López Obrador quien previamente hizo todo lo posible por desacreditar a las autoridades electorales y violó la ley para promocionar a los candidatos del partido de Estado, Morena, fue a votar muy temprano y al concluir exclamó: “¡Viva la democracia!”. Ya no se sabe como interpretar dicha expresión porque para él y su grupo solo hay democracia cuando son ganadores y fraude cuando pierden. Ya se verá en la etapa post-electoral, que comienza hoy, si el tabasqueño es demócrata en realidad o su arenga dominical solo fue para el momento de la fotografía y la declaración mediática. Hay que ver la metralla verbal que haga hoy lunes en su conferencia mañanera que marcará la tendencia de la fase post-electoral.
Otra lectura es que el Movimiento Ciudadano ocuparía el lugar del llamado “partido bisagra” o sea que podría alcanzar hasta el 7 por ciento de las curules y sería quien destrabe los empates legislativos ya sea aliándose con el oficialismo o al eje opositor. El ex gobernador Dante Delgado es uno de los grandes ganadores de la contienda porque no solo sigue vigente en el rejuego político nacional sino que aumentó su influencia en el mapa electoral. Y esto sin considerar posibles éxito en las contiendas por la gubernatura de Nuevo León y las alcaldías de Monterrey, Guadalajara y Zapopan, en Jalisco.
Ojo, otro dato importante: hubo otro veracruzano ganador. Es Mauricio Kuri, candidato del PAN en Querétaro, nacido en Orizaba pero cuya familia emigró en los años setenta a aquella entidad del bajío y ahora será el mandatario de los queretanos. Kuri es hijo de Yamil Kuri Barquet también orizabeño y con raíces libanesas quien falleció en el 2016, y de la señora Sabina González Ibarra, descendiente de emigrantes españoles. Por la votación multitudinaria que obtuvo -fue solo con Acción Nacional- desde anoche su nombre comienza a sonar para la presidencial del 2024.

VERACRUZ NERONIANO
El chiste del día fue en Veracruz con la declaración del gobernante en turno, Cuitláhuac García sobre que la jornada electoral se realizó “sin incidentes y con un ambiente de tranquilidad” y que además “se respeta la voluntad ciudadana”. Risas. ¿A quién recuerda, a quién? A Javier Duarte con su grito chillón “¡aquí no pasa nada!, y a Nerón danzando y tocando la lira mientras Roma arde. Veracruz también tuvo las elecciones más sangrientas de su historia, se insiste, con la mano del crimen organizado metida hasta la cocina y más de 12 asesinatos políticos, pero el gobernante habla de un mundo paralelo.
En la entidad hubo violencia criminal e institucional. Desde palacio de gobierno se armó un operativo con el aparato estatal para robarse las elecciones, especialmente tratando de anular a los competidores de Morena. Armas, boletas, droga y dinero, fueron los cuatro artículos que los agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) dispusieron para “sembrar” a los candidatos y promotores de la oposición a la hora de ser intervenidos por ellos mismos. Desde las horas previas a la elección, la policía estatal se movilizó sobre blancos específicos para tratar de incriminar a los opositores.
Los bien enterados se hablan de una reunión matriz en la Academia Estatal de Policía de El Lencero y otras reuniones regionales para instruir a los policías en la operatividad contra los candidatos que amenazan con ganar a los morenistas. El titular de la SSP, el neoleonés. Hugo Gutiérrez Maldonado, no reparó en nada. Instruyó a sus guarros cargar diversos tipos de droga -dicen que parte se la rasuraron- fajos de billetes y paquetes de boletas clonadas -aunque algunas fueron las originales pues en varios distritos y municipios se “extraviaron” decenas de ellas- para endilgarlas a los detenidos.
También hay la versión de que las armas ‘sembradas’ vienen del departamento de evidencia criminal de la Fiscalía General del Estado porque algunas están involucradas en anteriores actos de violencia. Es decir, para hacer más duro el golpe contra los opositores les colocaron pistolas y metralletas que se usaron en crímenes previos. Así, la “investigación” ministerial los ligará a asesinatos y otros actos de la delincuencia organizada. De esa catadura fue la embestida.
Los números corrían muy lentamente respecto a las diputaciones federales y locales y las 212 alcaldías. El Programa de Resultados Preliminares (PREP) avanzaban lentamente, como siempre sucede, y habrá que esperar a que se tenga un porcentaje aceptable que permita el análisis político pertinente. Seguramente el lector tendrá toda la información de última hora en la edición de El Buen Tono de este lunes.

Superiberia