Cuichapa, Ver.- Aún cuando los oficiales de apoyo Vial no tienen ninguna facultad para detener vehículos o infraccionarlos por cuestiones de Transporte Público, en topes Providencia activan operativos utilizando una patrulla de la dependencia estatal de Yanga, intimidan a los operadores con multas excesivas de hasta $16,000 para obligarlos a negociar su liberación.
Uno de los operadores se quejó de la situación y aseguró que sale de su casa para ganarse unos pesos no para dejarlos en el camino.
“Soy de México y vine a dejar una carga a Tezonapa pero me detuvieron por supuestas irregularidades, mostré todos los documentos en regla pero me dice el oficial que soy acreedor a una multa de $16000”, indicó el afectado.