• Afirma la Iglesia
  • Muchos hogares están heridos porque la muerte se ha llevado a algunos de sus seres queridos

XALAPA.- La Arquidiócesis de Xalapa expuso que el grito de dolores en este tiempo de la crisis sanitaria, tiene en nuestro país una especial connotación, pues lejos de ser una celebración familiar o de la comunidad como estábamos acostumbrados, es ahora un grito de luto y de dolor por las numerosas víctimas de la violencia y del mal manejo de la pandemia. 
En su comunicado dominical, el vocero José Manuel Suazo Reyes remarcó que más de 72 mil muertos por causa del Covid-19 son una verdadera tragedia. 
“La estrategia de salud pública no ha funcionado; el recorte presupuestal en materia de salud ha cobrado muchas víctimas. El País por lo tanto está de luto, las familias lloran a sus hijos, muchos hogares están heridos porque la muerte se ha llevado a alguno de sus seres queridos; la gente vive con mucho miedo; su rostro está marcado por el dolor y el sufrimiento; el país no se ha pacificado ni se ha domado la pandemia”, lamentó. 
Y cuestionó: ¿Cómo podríamos hacer una celebración festiva habiendo tantas familias lastimadas y deshechas? Seriamos realmente cínicos e insensibles, si en este contexto promoviéramos los festejos.