Río Blanco.- Autoridades de este municipio, de Orizaba y Nogales arrancaron en el entronque de Vicente Guerrero los trabajos de perforación para colocar los pilotes de lo que será el paso superior vehicular que mejorará la vialidad. 

Las 25 pilas que tendrán 16 metros de profundidad, cinco por cada soporte del puente y que llevarán las trabes, se diseñaron para resistir cualquier tipo de movimiento.

De acuerdo con la Dirección de Obras Públicas, el diseño de la obra cumple con los estándares internacionales en materia de seguridad y se construye en apego a los lineamientos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

 

Alejandro Payán Vázquez

El Buen Tono