Es fácil desternillarse al ver tanta maroma de enemigos del régimen administrado por el líder histórico de morena, así como de la militancia destrozada del instrumento de Estado que le facilitaron para sacarle la vuelta a la crisis del modelo político neoliberal, sin manchar el plumaje de su verdadero promotor: la oligarquía financiera.
ExpertoAgitadorPésimoOrganizador. Talones de Aquiles hubo de tener el padre pobre de millonarios hijos expertos chocolateros de la exitosa marca Rocío, apenas hace 24 meses modestos militantes de un partido brotado en pantanos tabasqueños: codeándose con el Jet Set Internacional, sus gastos operativos hacen palidecer las operaciones del malogrado avión presidencial.
Símbolo del abuso imperial neoliberal, los resultados de su fracasada rifa -según nuestros datos- y a la vez interesada venta que no cuaja por más maromas incluyentes de la renuncia del anterior responsable fracasado de devolverle al pueblo lo robado cuatro veces: comprado por Calderón a sobreprecio. Caramente operado durante los viajes últimos del príncipe Peña Nieto y los primeros de Obrador. Por rifado, sin rifarlo; pero a cambio de dinero sacado al respetable. Y, por respaldar el monto del sorteo con un cheque de hule de dos mil millones de pesos, inmediatamente rebotando como pelota caliente en manos expertas en hacerlas de humo.
ElDesordenDelDesorden. Tanto caos gobernante tan solo con la charada del avión presidencial, evidencia lo inocultable: la premura política del nacimiento forzado de morena impidió lo obvio, en su momento, pero que ahora resulta paradójico: tenemos el caso en México de un gobierno instaurado por un partido triunfante destrozado, sin cuadros experimentados de gobierno. Sin relevos de líderes partidistas, militancia dirigente, ni de base. Nos dieron atole por enésima vez: pero ahora sin dedo, sin atole y sin jarrito.
ElPejeNoTieneEnQuiénDesove. Tampoco seleccionó, regeneró, reformó, ni capacitó líderes y miembros de otros partidos, grupos, movimientos, adheridos de última hora a Morena. Y, sin embargo, lo hay y de a montones.
El caos prematuro inducido en su organización partidista, exhibe la preferencia de Andrés por el movimiento de masas: amorfas, maleables, incendiables; curadas contra de los “intelectuales orgánicos”, así como de todo ánimo por las ciencias críticas. Pero receptiva a la resaca mercenaria, de operadores políticos fallidos de la reforma electoral.
La oligarquía, pragmática, en correspondencia con las decisiones de Alfonso Romo asesor millonario de asuntos económicos del gobierno bienhechor, sin pena indica a los empresarios sumarse a los planes de López, sin hacerle caso a su dialéctica: “primero le soltamos a los pobres la lana, para que con su gasto nos caiga a los ricos”; reservando en secrecía los planes económicos con su gobierno, para no alterar a las masas.
Luis Niño de Rivera, presidente de la AMB, sin empacho expresa que toman como sugerencias no obligatorias las indicaciones del Secretario de Hacienda, Herrera, para reducir el monto de la deuda y sus intereses a favor de los pobres. Como recordándole: ¿Acaso no entiendes López que “lo nuestro es ganar, ganar”?
GénesisDeLaNaveDelOlvido. Ante tanta claudicación del apostolado supuestamente democrático, los propios militantes fundadores e ingenuos de izquierda se enojan por la fórmula impuesta al través del TEPJF (Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), para la elección del presidente y del secretario general de Morena. Y no por decisión de su asamblea.
Su masa encantada está lejos de entender la gran jugada táctica gatopardista del Estado global, tras del cambio de estafeta gobernante de los neoliberales usando a los liberales López obradoristas, para que “todo cambie, de modo que todo siga igual”.
NoHay ¿Dónde fueron quedando los millones de militantes, adherentes y simpatizantes, presumidos por López O.? ¿En dónde están los 32 millones de votantes?
Durante el primer año del gobierno en turno, duras peleas por el dominio de Morena, el cobro de facturas y la colocación de próximos candidatos a puestos de elección popular, conformaron ínsulas, grupos o tribus, dispuestas a no conceder nada con tal de mantenerse en el poder, todos, dicen, a favor de la 4ªT.
Resultado del vacío organizativo del partido en el poder, aparentemente cabeceado por senadores y diputados de sus fracciones mayoritarias, docenas de oportunistas se han colocado y aspiran a meterse en listas de elección asegurada para la próxima contienda.
Entre los “intelectuales orgánicos”, fifís conservadores, como clasifica López a quienes piensen, escriban y actúen en su contra, se afirma que el PRI trasmigró en Morena, a punto de prestarse para la elección más charra de presidente nacional del partido y de su secretario general, sin interesarle corregir su falla estructural histórica: sin formación militante, no tiene estructura partidaria. Ni futuro trascendente.
CómanseloConSuPalito. Los problemas de Morena no afectan en nada al pueblo, pues, por sus hechos, está visto que no se trata de un partido de izquierda, ni socialista, sin importar lo que dijo o diga su líder principal, sus principios, estatutos y reglamentos.
Es el apiñamiento de un movimiento de masas amorfas viciado de origen, heredera de la resaca de partidos y militantes, resultado de 50 años de democracia electoral fallida.
Sin embargo, para la nueva administración del capital, el reto no es fácil, ni será posible domar a los tigres verdaderos. En la propia explicación teórica del problema, expuesta por AMLO se miran sus incapacidades, o, sus intereses verdaderos, ocultos: “No es una crisis cualquiera, sino un derrumbe económico que no se veía en casi 100 años…”
Es imprecisa al tratarse sólo de “un derrumbe económico”: es la crisis general y última del capital financiero. Implicando crisis política, porque no hay credibilidad en la democracia burguesa; los partidos son electoreros e integrados por una masa corrupta acostumbrada a saltar como chapulines de uno a otro. Eternizados en puestos de representación popular, inmovilizan cualquier intento de transformación verdadera, apoyados en otra crisis: jurídica y constitucional.
El derecho y las leyes magnas se manipularon a discreción para favorecer los negocios neoliberales por omisión y con arreglo a principios, leyes secundarias y reglamentos que avalan el despojo realizado con el desmonte de la planta y los servicios nacionales.
Hay crisis social y pérdida de valores patrios: sin ánimos comunitarios, identidad de clase, ni identidad nacional, la masa confía más en las cualidades individuales del ungido y, cuando falle, en su relevo.
FakeProphet. Hay crisis educativa y cultural, resumida en una realidad sin futuro generoso para nuestros descendientes, acaso solo para quienes se cuadren domesticados, desordenados, en el patronaje de la próxima formación socioeconómica, regida con los recursos técnicos y tecnológicos de la Quinta Generación de medios informáticos, basada en la robotización plena, hasta con masas de muertos vivientes, que, con ayuda de pandemias bacteriológicas, han de poblar dispersos los restos del planeta, de un modo favorable a la continuidad de la cadena de valor capitalista: dispersados a propósito, con ayuda de profetas falsos.