ads

Alejandro Solís
Columnista

Parece broma, y, sería bien cómica de no ser política de Estado esa de insertar en rostro y cerebro de la gente vituallas para protegerla sin un gramo de examen clínico de Coronavirus COVID-19, enfermedad mortal que de no atenderse antes de tiempo nos transforma en moronga de cuarta Tablajería en un abrir y cerrar de poros expuestos a una cepa de inmediata inserción por nariz, boca, sexo y/o cualquier lesión de piel. Ojalá las vedas incrustadas en la cotidianidad mundial nomás fueran el bozal y la insana distancia. En garras del imperialismo su pretexto es perfecto para borrar, atemorizar y lastrar el futuro de vivos y neonatos.
Primera. Como la injusticia de forzar a la enfermera María del Carmen Galeana a trabajar, sin condiciones adecuadas. Se suicidó, al saberse infectada de COVID-19.
Segunda. Con la curva en plena cúspide pandémica, aflojaron las de por sí ralas disposiciones generales del gabinete sanitario de AMLO. Grave error estratégico. Acierto político táctico. Por más que el administrador ejecutivo federal de la crisis final y última del capital en México mienta al darla por superada, su “rebrote” ya no será su culpa, sino de los Gobernadores ¡omisos de sus indicaciones técnicas!
Gran jugada maestra, que le quita a López responsabilidades sociales por su inicial desdén y pésimos resultados pandémicos.
Tercera. Es tan desagradable que cualquier hijo de vecina mal parado en un retén sanitario te exija cubrebocas al pasar, o se lo niegue a viejitos, como saber que esa medida es más casual, que mastín necio y probable criminal, como el que topó en mala hora Alejandro Giovanni, albañil de Jalisco, quien no llevaba cubrebocas. Por reclamar maltratos a la autoridad, amaneció muerto. Pero.
AlbriciasElCovidHaMuerto. Rusia ya aplica Avifavir, vacuna efectiva contra el COVID-19. Borrándolo en 4 días, supera la terapia china/cubana de nueve días de atenciones al infecto. De resultar -como se espera- producida en cantidades vastas al alcance del bolsillo de cualquiera, el golpe será demoledor para el saboreado nicho de mercado de corporativos médicos mercantiles.
No se extrañe si López, propone un arreglito oportuno al Putin ruso: cambio del avión presidencial por millones de dosis de Avifavir: Nos “caería como anillo al dedo” para enfrentar el rebote de la curva no aplanada, ya que, en México, durante la primera semana de vuelta a la nueva normalidad, se elevó a 10 mil muertos y 100 mil infectados; ahora cargados a la cuenta de los Gobernadores.
Cuarta. Lo peor de la militarizada pandemia, politizada, criminalizada, comercializada en un periodo de necesaria transición sociohistórica, es que el poder de facto, o de marras, sintiéndose Clint Weastwood con licencia para matar, reprime, impone, amenaza, amedrenta opositores como si fueran cepa, su madre.
En Bolivia, Venezuela, Irán, Irak, China, Minneapolis, se lanzan contra masas, grupos, gobiernos constituidos y líderes opositores, resultando el pretexto perfecto para imponer estados de sitio, de excepción, toques de queda, ley seca, vedas, cercos, hoy, y cuando se les hinche un germen con el pretexto de que las curvas aplanadas rebotaron; o, cantadito, por haber emergido variantes de ¡sepa la cepa cómo se volvieron a multiplicar!
Quinta. Con el ejército, la marina y la aviación en tareas de seguridad interior y policiales preventivas y ejecutivas, utilizando para sus propósitos policías municipales, estatales, guardia nacional, o agentes secretos, nadie, ni ellos mismos, están exentos de vigilancia política criminalizada, según miramos en Brasil y Argentina con Bolsonaro y Macri.
Sexta. Es un hecho ampliamente difundido, que las plataformas digitales de la 4G, y, más, las de 5G, no tienen límites para saber y relacionar datos de todos los que tenemos aparatos celulares, computadoras, tablets, -y, de los que no, por descarte-, identificando costumbres, gustos, deseos, amigos, intimidades, inclinaciones políticas ideológicas. Seguramente el “secreto bancario”, para el Estado profundo, no es tal.
WWW.Contradicciones.com.mx Habida cuenta de la degeneración extremosa de las condiciones de vida, trabajo y ambientales creadas por 250 años de dominio de la sociedad de mercado capitalista (1800-a la fecha), incluyentes de inimaginables costumbres sociópatas y psicópatas activadas por el insano deseo irrefrenable de acumulación y centralización de la riqueza esquilmada, precipitada en arcas de unos cuantos, quienes solo en horas de misa y con cámaras enfrente se conmiseran de los pobres, de verdad que ese tipo de enfermedades pueden ser causadas intencionalmente, y/o, resultado de casualidades evolutivas.
Es como las bulas, las bullas o barullos: de repente se aparecen -como olas de mar- y no se sabe bien a bien si se debió a un tsunami, a golpe de viento, un pedrusco, o, porque alguien cayó de panzazo en el charco. Pero, después de habernos sido aplicada la misma receta millones de veces, estamos seguros de que el comercio no perdona: de lo que sea, hasta de Usted, sus necesidades, gustos y creencias, hace trend, tendencia, influence, novedad, bussines. Negocios.
Y, así como lo hacer de un imponderable natural, es capaz de hacer un dispositivo químico, biológico, biopsico-social, económico, político, ideológico, cultural, o, militar para sus fines perversos, afectando intencionadamente a los otros.
Sin dudas todos los efectos de la pandemia son negativos para el desarrollo armonioso de la humanidad, como es el confinamiento obligado de las nuevas generaciones enclaustradas con patronajes excluyentes impuestos bajo el pretexto perfecto de “susana distancia”, enfilados de uno en fondo esperando turnos sobre una X marcada en pisos, y/o, paredes; y/o, en la mente de tontos sin criterios, aplicando la técnica sin distingos, y, sin deferencias entre quien aplica y quien es aplicado.
Así, hemos constatado, cómo un come nóminas quincenales le prohíbe el paso a un docto académico, tanto como a un anciano desamparado. Considerada la diferencia, más o menos es lo mismo que hace López, cuando decreta, o, indica ajustes a la Carta Constituida por los neoliberales, que no pudieron operar por falta de ascendente de masas, para alcanzar sus objetivos trazados. A semejanza, como rebote de su repasado perfil priista, hoy, Obrador, a la par de operetas, enfrenta reclamos crecientes fundados esgrimidos por representantes originarios de los ignorados pueblos afectados a un barril sin fondos -la cuarta T- durante el banderazo de inicio del tramo 3, del Tren Maya.

ads