in

Le reclaman a Junco

Superiberia

Fortín.- Un total de siete mujeres acudieron hoy a “audiencia obligatoria” con el alcalde Carlos Junco López, al no agendarles una desde hace varias semanas que han querido hablar con él por el cierre de un salón de eventos, ubicado frente al fraccionamiento Fortín, sobre la carretera federal.

María Concepción Rodríguez Morgado, una de las vecinas de este fraccionamiento de Fortín, indicó que son más de 25 vecinos los inconformes a pesar de haber acudido tan sólo siete personas a “sorprender” al Alcalde, y aprovechar que sólo lo pudieran ver concluyendo el acto cívico de los lunes, por lo que solamente ahí en la explanada Lázaro Cárdenas fue atendida la comitiva por el Munícipe.

Allí le pidieron una respuesta por un salón de fiestas llamado “Rinconada Querenda”, la cual ha venido a alterar el orden del fraccionamiento con el sonido alto de la música y el estacionamiento de autos en las calles contiguas al salón.

“Entregamos un oficio en Secretaría el cual nos lo sellaron ahí, nos lo recibió también la diputada Paulina Muguira y la Secretaría de Gobernación del Estado, lo hicimos para que intervinieran pero no han hecho nada hasta el momento”, dijo Concepción Rodríguez.

Asimismo indicó que ellas buscan definitivamente la revocación del permiso de este local, pues éste va incluso en contra del reglamento de Comercio, así como rompe con la paz de la zona residencial, pues cuando está la música no pueden dormir, los autos pasan a gran velocidad y algunos se encuentran borrachos.

“Nosotros tenemos mucho tiempo de vivir acá, algunos tenemos 25 años, otros hasta 50 años y no se vale que vengan a instalar algo que nos perjudica, pues esta es una zona residencial, no una de tolerancia o conjunto habitacional”, dijo.

 

Mauricio Láinez Vázquez

El Buen Tono

Presentan enfermedades por ingerir agua contaminada

¿Qué le falta a Messi?