Córdoba.- El Año de la Fe tiene que llegar a sanar muchos corazones golpeados por la inseguridad, las adicciones y  los vicios que han esclavizado a la sociedad, consideró el obispo de la diócesis de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, tras celebrar la homilía con motivo del inicio del Año de la Fe.

Monseñor enfatizó que a la par se reforzarán campañas de evangelización y de catequesis, de la Pastoral Familiar, con la esperanza de un renacimiento de los valores que van junto con la fe.

“Se pueden sanar los corazones que están de alguna manera estrujados por la pérdida de un hijo, de un familiar o la tristeza de saber que algún joven está descarrilado y anda en la delincuencia o algo así”, enfatizó tras haber realizado la entrega de estandartes, cruces y cirios para las parroquias de la diócesis.

Por ello, resaltó la necesidad de llevar la fe de Dios a las personas que están involucradas con vicios o delincuencia, pues tal vez no han tenido la oportunidad de fortalecer su espíritu, para dejar de cometer atrocidades que laceran a la sociedad, lo que refleja su necesidad a que se les hable de Dios.

En el marco de la celebración de los 50 Años de Concilio Vaticano II y los 20 años de que se promulgó el catecismo de la iglesia católica por Juan Pablo II, monseñor señaló que “el Año de la Fe tiene que llegar a sanar muchos corazones golpeados por la inseguridad, las adicciones, algunos que se sienten esclavizados a vivir siempre sin una esperanza en el horizonte”.

“Con fe se puede vencer al mal, no hay que dejar que el pecado nos conquiste. A veces no seguimos a Dios y no damos testimonio de la fe siendo cuando tropezamos”, sostuvo Patiño Leal, al exhortar a la feligresía fomentar la fe en la sociedad.

Monseñor Patiño Leal destacó que no existe un sector de la población que esté urgido de retomar los valores de la fe, sino la población en general en un año que se debe considerar de esperanza para toda la sociedad que requiere vivir con fortaleza las situaciones que se presentan en la vida.

Patiño Leal resaltó que los actos de fe de la feligresía como la oración, y buenas acciones con el prójimo, serán la base para tener éxito en las metas planteadas para el presente año de la fe que celebra la iglesia católica.

 

 

El Año de la Fe tiene que llegar a sanar muchos corazones golpeados por la inseguridad, las adicciones, algunos que se sienten esclavizados a vivir siempre sin una esperanza en el horizonte”.  

 

 

 

Eduardo Patiño Leal 

 

Obispo de la diócesis de Córdoba

 

 

 

Miguel Ángel Contreras Mauss