No es la primera vez que un presidente de la República cuestiona a un Gobernador del Banco de México por su actuación. Vicente Fox no quería aGuillermo Ortiz Martínez porque no “lo pelaba” y criticaba duramente el gobierno del “cambio sin rumbo”. Felipe Calderón tuvo serios enfrentamientos con Agustín Carstens, sobre todo después de que éste confundió la “pulmonía cuata” con un catarrito durante la crisis financiera mundial del 2009.  Ahora, Andrés Manuel López Obrador “embarró” a Alejandro Díaz de León en el espinoso asunto de Fertinal, lo que no augura nada bueno.   

Si bien es cierto que Díaz de León aclaró que nada tuvo que ver con el otorgamiento de los créditos de Bancomext a Fertinal, porque éstos se aprobaron en octubre del 2015 y él llegó a ese “banco del subdesarrollo” en noviembre de ese mismo año, y que antes se había desempeñado como titular de la Unidad de Crédito Público de la secretaría de Hacienda, la“manchita” que le pusieron no se la va a quitar ni con cloro.

No faltan quienes señalan que hay un trasfondo político en la comentada “embarrada”. 

El hoy gobernador del Banco de México fue integrante del equipo de Luis Videgaray, quien primero lo puso al frente del Banco Nacional de Comercio Exterior y después influyó para que Enrique Peña Nieto lo designara en 2017 gobernador del Instituto Central.

Los malosos de mente cochambrosa, dicen que el líder está muy molesto por otras cositas.  En su informe trimestral el Banco de México se refirió al negro panorama de la economía, la cual podría contraerse un12.8 por ciento este año, en lugar del 8.3 que había estimado anteriormente. Y el gobernador le mandó el siguiente mensaje al presidente: “Para que la recuperación sea más vigorizada hay que tratar de evitar la pérdida de empleo, que podamos mantener el mayor tiempo posible las empresas grandes, chicas y medianas”. Y le respondieron con un “estate quieto”, según la opinión de los susodichos malosos.

Sobre la actuación del hoy gobernador del Banco de México en Bancomext, habría que ver qué encuentran.  Seguramente el ex director de Nafinsa-Bancomext en el arranque del gobierno de la cuarta transformación, Eugenio Nájera (empleado de Alfonso Romo), tuvo acceso a algunos expedientes X, en los cuales pudo haber intervenido el “gober”, por instrucciones de Videgaray, claro, apuntan los sospechosistas.   

AGENDA PREVIA

La propuesta de Cristina Díaz de que el próximo gobierno de Nuevo León esté integrado de manera plural, es promovida en todos los niveles de la sociedad neolonesa. Directivos y académicos de la Universidad Autónoma del estado, así como uno de los líderes del PAN en ese estado y actual alcalde de San Nicolás, Zeferino Salgado, la respaldan.  La alcaldesa de Guadalupe, Nuevo León, está convencida que un gobierno de coalición es la mejor manera de enfrentar los graves retos, que están por venir.