Ixtaczoquitlán.- Trágica muerte encontró un menor de tan sólo 10 años, quien al estar jugando en el interior de su domicilio que se ubica en la comunidad de Capoluca, se echó a la boca una moneda de diez pesos que provocó que se asfixiara, esto a pesar del arribo de los cuerpos de auxilio.

Tras lo sucedido, la Fiscalía Regional se trasladó hasta la vivienda del pequeño y certificaron su muerte, sin embargo sus padres se negaron a dar cualquier tipo de información y solicitaron a las autoridades ministeriales la pronta entrega de los restos, a fin de que puedan ser velados y sepultados según sus creencias religiosas.

Para más información, adquiera mañana su periódico El Buen Tono.

Te puede interesar:

También puedes leer: