CDMX.- La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco acreditó que en la detención de Giovanni López existió la violación de derechos humanos en la seguridad pública, presunción de inocencia y libertad personal, los cuales confirman que la privación de la vida del detenido se traduce en una ejecución extrajudicial de los policías municipales de Ixtlahuacán de los Membrillos.

En este sentido se dictaron medidas al gobernador de Jalisco, para atender a las víctimas, reparar el daño y se garantice el derecho a la justicia.

Se coordine con el municipio políticas públicas para prevenir ejecuciones extrajudiciales, así como establecer lineamientos y parámetros que permitan a la población acceder a los mecanismos de defensa previos a los arrestos administrativos.

Aquí el informe completo.