El empresario Elon Musk, conocido por sus polémicos mensajes en Twitter, ha causado un nuevo alboroto en la red al sugerir, aparentemente, que podría llevar a cabo golpes de Estado en cualquier lugar en beneficio de su empresa. La declaración, realizada en relación a un comentario de un internauta sobre el golpe de Estado en Bolivia, ha desatado una fuerte polémica en la red social e incluso ha motivado al Presidente boliviano depuesto, Evo Morales, a responderle. Otros opinan, sin embargo, que el multimillonario podría estar bromeando.

“¡Daremos un golpe a quien nos dé la gana!”

El fundador y director general de Tesla y SpaceX escribió sus provocadores comentarios después de opinar en la misma red que otro proyecto de Ley de estímulo del Gobierno para ayudar a impulsar la economía estadounidense “no sería lo mejor para el pueblo”.