Tuxtepec.- Movilización policiaca en Tuxtepec, Oaxaca, por un joven de 18 años de edad, que estaba tirado en la calle prácticamente inmóvil, vecinos del lugar pensaron que se encontraba sin vida y le prendieron veladoras, sin embargo, al llegar la Policía Municipal despertaron al ebrio muchacho que se echaba “una siesta”.

El joven se sorprendió por tener dos veladoras a su lado, mientras que enfrente ya habían unas mujeres alistando rezos por su alma pérdida.