A pleno 2012 y con toda la tecnología disponible para alertar como autoridades que la gente abandone las áreas de peligro, hoy hay casi 100 muertos por el paso del Huracán “Sandy” en el Caribe. Mientras sigan los gobernantes sin ser enérgicos con sus burócratas responsables de proteger la población, no haya siquiera denuncias para correr a las “autoridades responsables” y no se pida cárcel contra ellos; seguirán habiendo muertos y más muertos, políticos y burócratas irresponsables en funciones que seguirán “trabajando sin ninguna penalidad”.

Ya está la tecnología que te dice a qué horas y minutos toca tierra el huracán, la velocidad y dirección del viento, existen los procedimientos redactados para realizar actividades que permitan evitar la pérdida de vidas humanas; pero mientras no sean enérgicos en hacer que se cumplan, y sigan sin castigar a las “autoridades responsables”, seguirán muriendo niños, viejos y otros que por necios y tontos desobedecen, se arriesgan y mueren.

Pero para eso está la autoridad: ¡para obligarlos a cumplir la ley! Si no los obligan a cumplirlas, que los corran de sus puestos a todos los que estén en el área donde hubo muertos.

Y sólo hasta entonces, las leyes y sus procedimientos para hacerlas cumplir… ¡Funcionarán!

No porque te suelte un juez por corrupto, o porque las leyes las hayan hecho mal los diputados, o porque aún no te haya atrapado la Marina; ¡Dejas de ser un delincuente!

Quien infringe la ley es delincuente, y ellos saben mejor que nosotros, que lo son. ¡La sociedad debe darles la espalda a esos delincuentes “lavadores”!

Deben dejar de estar de cómodos y simulando que son bien recibidos. Deben confrontarlos; es mejor hacerlos sentir mal, hacerlos sentir como lo que son: ¡unos criminales puercos!

Así las cosas cambiarían para bien, y más rápido.

Todo lo que merece la pena, requiere esfuerzo, así que confróntenlos, porque eso es trabajo de todos. Y cuando se sepan repudiados, querrán regresar al camino del bien.

Esta semana se cumple ya medio año del homicidio de la periodista Regina Martínez. En la revista Proceso, medio para el que trabajaba como corresponsal la inquisitiva reportera, les pareció oportuno recordar el hecho y aprovechar para reclamarle al Gobierno de Veracruz por la falta de resultados en la investigación. Y el próximo 6 de noviembre este medio cumple ya un año de haber sido atacado por unos 18 delincuentes armados, incendiando las instalaciones de la redacción, y es la hora en que seguimos esperando un reporte de las investigaciones del procurador, que no procura, Felipe Amadeo Flores Espinoza.

El empresario cafetalero Domingo Muguira Revuelta, criticó la transparencia del Alcalde de la ciudad de Córdoba, este medio lo felicita porque es de los pocos empresarios que se atreven a declarar sobre las corruptelas de Portilla Bonilla, y es que ya son más de 8 meses que se solicitaron datos de la nómina del Ayuntamiento que incluían nombres completos y puesto de cada uno de los empleados del mismo, es derecho de cualquier ciudadano exigir trasparencia, pero siguen sin proporcionarnos dato alguno después de que se tuvo que llegar a instancias como el IVAI, quien otorgó plazo y fijó una multa, el Ayuntamiento ha hecho caso omiso incluso, este organismo le volvió a ordenar que proporcionara la información pública, sin embargo, no ha entregado nada.

¿Qué ocultará? ¿Qué guardará con tanto recelo?