La Policía municipal de Córdoba en la práctica está comprobado que no sirven para nada, todo lo hacen la Marina y el Ejército, y ahora técnicamente está comprobado que no son confiables, con más razón los deberían despedir y no seguir pagando a esos “delincuentes”, además el presidente municipal les está facilitando el trabajo a estos delincuentes, dejándolos operar y facilitándoles armas, patrullas y gasolina entre otras cosas, estos policías de Córdoba sólo atrapaban a puro borracho como Ballesteros y eso nada más para extorsionarlos.

El presidente del PAN municipal de Córdoba Martínez Ballesteros, ya fue denunciado por recibir dinero de un priista, ya lo encontraron borracho en plena vía pública siendo culpable de un percance automovilístico por pasarse un alto, ¿qué más necesita el AN para expulsarlo de sus filas? o ¿van seguir consecuentando a alguien que ve al partido como un medio de supervivencia?, porque con lo que gana ahí, no le alcanzaría ni para la gasolina de su coche y mucho menos para andar de borracho, seguramente ha de seguir recibiendo dádivas del PRI.

El acompañante de Martínez Ballesteros, Cuauhtémoc Hernández quien también iba en estado de ebriedad el día sábado que provocaron juntos un accidente, al llegar nuestro reportero le alegó que él era amigo de uno de los dueños del periódico, lo que no sabe éste tipo, es que en esta casa editorial, no tenemos precio ni amistades para ocultar la información, además quiso extorsionar a nuestro reportero (Ricardo Jácome Zavaleta) quien no se prestó a su juego, al cual le enviamos una felicitación por su actuar ya que ese es el motivo de la existencia de El Buen Tono, formar gente que no tenga precio.

Y el alcalde de Fortín Carlos Junco, le interpuso una denuncia por desvío de recursos al ex tesorero municipal en la fiscalía especializada en delitos cometidos por servidores públicos de la PGJE, ahora el que se debe poner a temblar es Portilla, porque si le llega uno del PAN que no lo quiera o un Buganza que saque a relucir sus trapillos; “aguas” Portilla, ojalá así sea porque ya basta de tanta corrupción y nula transparencia, no hay reportes públicos de a quien le dan las licitaciones, la nómina del Ayuntamiento que sigue sin mostrar los nombres de quienes cobran el dinero de los cordobeses, esta administración no da cuentas de lo que hace, ha de tener un “cochinero” entre el Alcalde y su íntimo amigo, Martín Becerra, tal como la administración anterior de Juan Lavín donde a la tesorera hasta una hija le hizo.

La más clara muestra de la corrupción mexicana donde en las narices del Instituto Nacional de Migración, se hacen todo tipo de atropellos, donde el contrabando humano ya es de todos sabido, poco les importa que esto suceda; hasta Las Patronas les dan de comer, tan fácil sería parar el tren en el túnel “El Mexicano”, cerrarlo, bajar a todos y detenerlos, pero no lo hacen porque no son ineptos son corruptos. ¿O qué también van a querer que los atrape la Marina?