in

Orgullo Nacional

Superiberia

México, D.F.- Gustavo Sánchez, nadador paralímpico ganador de cuatro medallas en Londres 2012, provocó hoy la ovación más larga y fuerte en la Residencia Oficial de Los Pinos durante la entrega del Premio Nacional de Deportes y Premio Nacional al Mérito Deportivo 2012.

Las dos preseas de oro, una de plata y una de bronce que se colgó en los pasados Juegos Paralímpicos, le valieron el máximo galardón que entrega el Gobierno de la República al deporte mexicano, y el cual recibió junto a María del Rosario Espinoza, Aída Román, la Selección Mexicana Sub-23, Luis Fernando Tena, Nelson Vargas, José Peláez y Nahomi Valenzo.

Sánchez tomó el micrófono y habló en nombre de todos los ganadores. El nadador se mostró “contento y orgulloso” por ser el primer deportista Paralímpico en dirigir un discurso en la entrega de este premio, que fue el primer acto oficial ya como Presidente de Enrique Peña Nieto.

“Me emociona que por primera vez un deportista Paralímpico sea el portavoz de todos los ganadores que este premio, lo cual habla de la voluntad para vernos como iguales entre los deportistas convencionales y los que participamos en el deporte adaptado, porque tenemos historias comunes en donde nos identifica el esfuerzo”.

En su discurso, Enrique Peña Nieto aseguró que los logros obtenidos por los ganadores del Premio hablan de que México tiene toda la capacidad para convertirse en una potencia en el deporte en los próximos años.

“El deporte será prioritario en mi gobierno. México es un país de jóvenes lo cual es un enorme potencial que tenemos que aprovechar, queremos mexicanos bien preparados mentalmente pero también físicamente y el deporte es esencial para ello.

Después de entregar los reconocimientos y las medallas a los ganadores, el mandatario se comprometió a construir un centro del alto rendimiento deportivo en cada estado del país, con el objetivo de acelerar el desarrollo del deporte mexicano.

Agencia

FARMA-SOL

Inician fiestas guadalupanas

Empata Aguirre en su debut