Superiberia

Omealca.- El vicario parroquial de la iglesia de San José, Oscar Fabricio Martínez Limón exhortó a la población al uso del cubrebocas porque la pandemia no es un juego, que entiendan y se cuiden.

Visiblemente triste por pérdida del sacerdote, Raúl Almanza Nieto, reconoció que la iglesia se encuentra de luto por la pérdida de un gran hombre, como padre Raúl Almanza.

Ante la emergencia sanitaria que existe en Omealca, el vicario dijo que la epidemia “no es un juego, entiendan por lo que más quieran, como dijera mi madre, tienen que usar su cubrebocas, que es higiene y amor a los demás, que se cuiden y sino tienen a que salir, no salgan”.

Explicó que debido al coronavirus se mantuvieron las disposiciones de la secretaría de salud para recibir las exequias del párroco Raúl Almanza y destacó el apoyo que reciben de las autoridades municipal, estatal y federal, para que la iglesia continúe cumpliendo con sus obligaciones.

Cómo vicario de la iglesia de San José, Oscar Fabricio Martínez Limón quedará al frente de la iglesia hasta en tanto no se designe otro sacerdote.

Vecino