Tezonapa .- Tras el fatal accidente del choque entre dos motocicletas donde perdiera la vida Uriel Antonio Díaz Viveros de 18 años de edad y vecino de Laguna Chica, la afligida madre del finado pide que las autoridades correspondientes hagan justicia sobre el responsable de haberle causado la muerte a su hijo.

Celia Viveros mencionó que su hijo Uriel había salido la tarde del día miércoles a la comunidad de la Unión para cobrar tres kilos de tortillas y completar el dinero de la cuenta, “yo le dije a mi chamaco no vayas ya no salgas mejor ponte a asear tu cuarto, pero él me dijo ahorita vengo mamá no tardo voy con don Joel y regreso”, recordó la madre.

Por desgracia ya no logró llegar a su hogar, al perecer en un accidente al estrellarse su motocicleta contra la de un profesor que invadió el carril al intentar rebasar un coche en el kilómetro 7+100.

“Hoy mi hijo a seis meses del fallecimiento de mi madre, también se va, imagínate como estoy”, dijo la triste mujer.

Uriel era el sostén del hogar, ayudaba a su hermana de 15 años en sus estudios, era un muchacho muy bueno y noble, en sus tiempos libres se dedicaba a predicar la palabra  de Dios en la Iglesia de Corpus Cristi de esta localidad.

La madre pide a las autoridades que hagan justicia y que el responsable pague su delito, de hecho se sabe que el profesor Gabriel García Ramírez fue trasladado a la ciudad de Orizaba custodiado por policías, mismo que se debate entre la vida y la muerte.

Hoy a las 12:00 del día familiares y amigos del finado lo acompañarán a la iglesia del pueblo para rendirle una misa de cuerpo presente, posteriormente será trasladado al panteón donde será sepultado.

 

Julio Valdivia

El Buen Tono