• Exhortan a no dejarse engañar por falsos sacerdotes y no realizar celebraciones clandestinas

CÓRDOBA.- La Iglesia católica apela a la conciencia y obediencia de los fieles para no realizar actividades sacramentales, y así evitar que sean sorprendidos por algunas personas que se identifican como sacerdotes y no lo son, o bien que lo fueron, pero no les han renovado su licencia ministerial debido a su suspensión. 

Falsos sacerdotes
Además, tras la celebración de misas de 15 años, bodas y hasta bautizos por un falso presbítero, sin proporcionar el nombre, se informó que “dicha persona está suspendido de sus licencias ministeriales. No pertenece a la Diócesis, pertenece a la Arquidiócesis de Xalapa”.
Resaltó, “los sacerdotes debemos tener nuestro ministerio para ejercer, se llama licencias ministeriales, es decir, el permiso que cada ordinario o obispo de la Diócesis o de la congregación religiosa da al sacerdote para que de modo regular puedan administrar los sacramentos. En algunos casos ciertos sacerdotes quedan suspendidos de su ejercicio del ministerio sacerdotal, por eso es que no se los renuevan.
Se dijo que en circunstancias como la que se vive por el alto número de contagios de Covid-19,  el obispo es quien determina si se celebran o no los sacramentos, “por el momento está suspendida la celebración de fiestas patronales, comuniones, confirmaciones, hasta que el semáforo sanitario lo permita”.
“Y es ahí donde radica la conciencia de las comunidades y de las familias a tener paciencia, sabemos que esto conlleva a veces preocupación, sufrimiento por postergar la celebración, pero es el modo como nosotros, como iglesia, estamos actuando apelando a la conciencia y a la obediencia de los fieles”.

Suspendidas, actividades
De acuerdo a la vocería diocesana esta semana el obispo de la Diócesis emitirá un comunicado para dar a conocer si a mediados de este mes o el siguiente se reanudarán las actividades o no, en tanto los sacerdotes, religiosas y fieles tendrán que seguir con todos los protocolos ante el SARS-CoV-2.
Por lo que ante la situación en la ciudad y la región con semáforo rojo, se espera que se siga postergando la celebración de sacramentos y que se mantengan las actividades mediante recursos virtuales.
”No es lo óptimo, pero es lo que ahora nos permiten realizar, entonces, si pedimos a los fieles que tengan mucha paciencia es por el bien de todos, para cuidarnos todos, para evitar contagios masivos”, puntualizó el vocero.