Los Emmy celebraron el domingo su entrega anual de premios con una gala virtual debido a la pandemia, pero el ingenio con el que sortearon el coronavirus no atrajo al público, ya que los galardones más importantes de la pequeña pantalla cosecharon un nuevo mínimo de audiencia.

La consultora Nielsen señaló que 6.1 millones de espectadores vieron el domingo los Emmy en EU., lo que supone un nuevo descenso respecto al mínimo histórico que se registró en 2019, cuando los galardones televisivos tuvieron una audiencia de 6.9 millones.

Con o sin pandemia, los grandes premios en general, y los Emmy en particular, llevan varios años de caída en su audiencia televisiva acumulando mínimos históricos sin freno.