Entre señalamientos o amparos de la industria, memes, adelantos en los estantes y, después de años de trabajo de la sociedad civil, mañana entra oficialmente en vigor el etiquetado nutrimental claro (NOM-051) que, con aval de la Secretaría de Salud, advierte a los mexicanos sobre altos niveles de azúcar, grasa, calorías, sodio, edulcorantes y cafeína no recomendables en niños en productos solo ultraprocesados, no en ingredientes ni preparados en las calles. Se darán dos meses de plazo para cumplir. Además, de octubre a abril de 2021, desaparecerán los personajes de los empaques como osos o tigres que durante décadas atrajeron a niños y niñas pese a sus efectos negativos en la salud científicamente comprobados.

Ayer por la noche el Subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López-Gatell, advirtió que entre más sellos tenga un producto es menos saludable. Además, alertó que habrá diversas sanciones para las empresas que incumplan con esta norma.