Detroit.- Cuatro cuadrangulares sepultaron la vida de los Yanquis. Dos de Jhonny Peralta, uno más de Austin Jackson, y el primero de todos, del ganador de la Triple Corona, Miguel Cabrera, sentenciaron la vida de los Yanquis de Nueva York, y mandó a Detroit a la Serie Mundial.

Con un marcador final de 8-1, los Tigres de Detroit se meten a la Serie Mundial, y los Yanquis de NY fueron barridos por primera vez en la historia en una serie de campeonato de la Liga Americana, y por cuarta vez en una postemporada en toda la historia de las Grandes Ligas.

Los Tigres de Detroit esperan rival del encuentro San Francisco contra San Luis, de quien saldrá el otro combatiente para el duelo en la Serie Mundial, que iniciaría en casa del ganador de la Liga Nacional.

AGENCIA