• No atiende a la ciudadanía
  • con un ‘guarura’ quiere intimidar a los periodistas que buscan información sobre sus actividades
  • La alcaldesa de Chocamán no sólo se esconde de la gente, sino que ahora manda a “guaruras” para que sigan a los reporteros, si llegan a preguntar por ella a la oficina. 

Chocamán.- Norma Rojas Trejo, alcaldesa de Chocamán se sigue escondiendo de sus gobernados y ahora designó a uno de sus “guaruras” para que vigile a los medios de comunicación que quieren informar a la población.
Se confirmó que la funcionaria municipal y su hermano, Marcelino Rojas Trejo, quien sueña con ser alcalde, mandaron a uno de sus empleados a supervisar el trabajo que realice cualquier reportero que busque información en el
ayuntamiento.
Este miércoles un comunicador se presentó en el Palacio Municipal, pero aún antes de llegar, el “guarura” salió corriendo del parque hasta el edificio de gobierno para anticiparse a su
llegada.
El reportero se dirigió a la Dirección de Obras Públicas, pero el sujeto que no se identificó, se anticipó y alegó que el titular del área estaba en sesión de Cabildo, lo que era mentira.
Posteriormente el periodista recorrió la parte alta del Palacio Municipal, donde fue seguido de cerca por el escolta, que además, no utilizaba cubrebocas a pesar de ser obligatorio su uso en el Palacio Municipal.
El “guarura” se mantuvo cerca del reportero hasta que salió del Palacio Municipal, en un claro acto de acoso ordenado por sus superiores para intentar amedrentarlo y evitar así que se exhiban las múltiples anomalías que hay en el
municipio.