Superiberia

Aquila.- Con la advertencia de “tomar” el Palacio Municipal, pobladores aseguraron que impedirán que la alcaldesa, Jovita Ramírez Limón y su esposo el síndico, Armando Alonso, en su ambición de mantener el poder cometan abusos y discriminación que afectan a los ciudadanos. 

Su hartazgo y molestia se derivó luego de manifestarse en el lugar porque ambas autoridades, por tintes políticos, se negaban a expedir constancias de residencia que solicitaron ocho ciudadanos. 

Precisaron que entre los afectados se encontraba una persona con discapacidad, quienes acusaron que al solicitar los documentos primero les dijeron que no había papelería, después que el encargado de firmar estaba ausente y así otros pretextos, hasta que tras la protesta les entregaron lo que pedían. 

Indicaron que la negativa de las autoridades se debió a que identificaron a los ciudadanos como simpatizantes del partido opositor al que pertenecen y por el que buscan como familia seguir teniendo el control del municipio. 

“No se vale que discriminen a los habitantes por causas políticas, es evidente que la acaldesa, Jovita Ramírez y su marido se quieren apropiar de la voluntad del pueblo con abusos de autoridad y amenazas a los que van contra de su administración, que es una de las peores en el estado, expresaron.

Subrayaron que ante cualquier situación van a defender sus derechos.

Vecino