• Senador pide se investigue
  • El presidente regresa a su campo de golf en Sterling y Biden asiste a misa en su pueblo de Wilmington

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue rechazando la derrota y advirtió que podría recurrir a la Corte Suprema para resolver el resultado del proceso electoral del martes 3 de noviembre, al que adjudica irregularidades en el conteo de sufragios y fraude para favorecer a Joe Biden.
A través de su cuenta de Twitter asegura que obtuvo un gran resultado y que los que manejan los grandes medios de comunicación son falsos.
La vasta familia del mandatario respandó sus afirmaciones de que hubo fraude, pero se reporta que su yerno y asesor, Jared Kushner, le habría dicho que era tiempo de “aceptar la derrota” y “ceder”.
Los hijos mayores de Trump expresaron su descontento con la elección en sus respectivas redes sociales y hasta Ivanka Trump recibió una contestación ofensiva de uno de los miembros de la dinastía Rothschild.
Por su parte, Lindsey Graham, uno de los republicanos más prominentes del Senado de Estados Unidos, instó ayer a Trump para “luchar duro” y a no reconocer su derrota ante Joe Biden en la carrera por la Casa Blanca y el poder.
Manifestó que las acusaciones de fraude del presidente deben ser investigadas por las autoridades.
Otros republicanos consideran que se debe permitir que los procesos legales se lleven a cabo.

Habla Melania
En tanto, la primera dama, Melania Trump, demandó que se cuenten los votos emitidos legalmente.
“El pueblo estadunidense merece elecciones justas. Cada voto legal, no ilegal, debe contarse. Debemos proteger nuestra democracia con total transparencia”, dio a conocer a través de su cuenta de Twitter.
Las declaraciones se dieron tras de que la cadena CNN informó ayer que Melania le había aconsejado al presidente que aceptara que había perdido, versión que no se comprobó durante la jornada.

Mensaje
Aún cuando el conteo final todavía sigue, Biden ya dio un discurso de victoria y los aliados históricos de Washington lo felicitaron.

Rutina
Donald Trump estuvo ayer en su campo de golf en Sterling, Virginia, cerca de Washington, por segundo día consecutivo tras el anuncio de su derrota en las urnas.
Joe Biden, por su parte, acudió a la iglesia en su pueblo de Wilmington, en Delaware. Católico practicante, asiste regularmente a misa junto con su familia.

Te puede interesar: