El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, prometió el lunes crear 10 millones de puestos de trabajo en 10 meses, en parte mediante el establecimiento de créditos fiscales para las empresas que trasladen sus instalaciones manufactureras al país desde China.

Trump, que busca aumentar su apoyo antes de las elecciones del 3 de noviembre, dijo a sus partidarios durante una visita a Mankato, Minnesota, que su gobierno también podría quitar contratos federales a firmas que subcontraten la fuerza laboral a China.