cd. Mendoza.- Representantes de asociaciones civiles y estudiantes de bachillerato, lanzaron un ultimátum de 45 días al rector de la Universidad Popular Autónoma Veracruzana (UPAV), Ome Tochtli Mendez Jiménez, para que resuelva la denuncia contra el director del plantel, Óscar Damián León Altamirano, a quien acusan de condicionar la inscripción con una cuota de 200
pesos.

Exhibieron la corrupción y malos manejos cometidos por el Director, al solicitar cuotas a una cuenta bancaria a su nombre y no oficial y sin extender comprobantes de pago; advirtieron que si no obtienen respuesta al oficio que emitieron el pasado 13 de agosto a autoridades educativas y estatales, solicitarán su destitución e iniciarán el proceso legal correspondiente en su contra.

En respaldo a los alumnos, representantes de las agrupaciones Consejo Intermunicipal de Ambientalistas (CIMA), COMCAUSA, Unión Nacional de Transportistas Campesinos (UNTRAC) y Libre de Violencia, exigieron que se rindan cuentas sobre el destino de 50 mil pesos impuestas por concepto de mantenimiento tan sólo en un año, ya que la Sociedad de Padres de Familia de la secundaria Ignacio Manuel Altamirano que es la sede de UPAV, les informó que desde hace un más de un año no reciben recursos ni mantenimiento por parte de la universidad.

La presidenta de la asociación civil Libre de Violencia y representante legal de los alumnos afectados, Miriam Méndez Jiménez, mencionó que la cuota solicitada de forma irregular por el citado docente, que imparte las materias de “Ética y Valores” y “Filosofía”, es una violación a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pasando por la Constitución Política de Veracruz, la Ley de Educación del Estado y hasta la Ley y el reglamento que creó a la UPAV, siendo los más afectados los jóvenes de escasos recursos económicos.

El estudiante del quinto trimestre de bachillerato, David García Vallejo, evidenció con documentos que, pese a pagar en el banco la cuota oficial de inscripción a UPAV de 750 pesos, por no cubrir los 200 pesos que exige el Director, no aparece en la lista oficial de alumnos como represalia. Otra alumna que ya culminó el bachillerato, acusó que el profesor no ha entregado certificados porque también les pide cuotas.