Córdoba.- Cuando desde un principio se dijo que la obra del bulevar Córdoba-Fortín a cargo del Ayuntamiento tendría una duración de no más de cuatro meses, el próximo martes 9 de abril la misma estará cumpliendo 5 meses de haberse iniciado.

Y es que la obra cada vez cuenta con menos personal, sumado a que no se está respetando el compromiso que hizo Portilla –el alcahuete de Lavín- con los cordobeses, principalmente con los vecinos cercanos al bulevar, de que se trabajaría las 24 horas del día, para entregar la obra lo antes posible.

Lo intolerante es ver cómo diversas máquinas que se utilizan están simplemente “estorbando” y entorpeciendo el tráfico vehicular, al encontrarse totalmente sin uso, solo está trabajando en el tendido de concreto hidráulico.

El proyecto de 70 millones de pesos que emprendió el Ayuntamiento el pasado 9 de noviembre, avanza a “paso lento”, además de que resultan insuficientes las señalizaciones y los agentes de Tránsito que apoyan el desahogo del tráfico.

El Ayuntamiento debe presionar a la constructora Seteyco, para que agilice los trabajos y la obra sea concluida lo antes posible, siendo que ya rebasaron el tiempo establecido para su ejecución.

De la Redacción

El Buen Tono