2da parte de 2.

Analicemos sus antecedentes de estudios de Peña Nieto en la corrupta Universidad de Atlacomulco, donde supera a sus maestros.

Ayer explicamos los contratos billonarios con Televisa, Olegario Vázquez Raña, Carlos Slim, Grupo Atracomucho, Arturo Montiel, Empresas Teya e Higa de Peña Nieto, y Carlos Hank Rhon.

Pero sin duda, es a la empresa española OHL a la que “se le han otorgado las grandes súper obras de Peña Nieto”.  Construyó el Circuito Exterior Mexiquense, el Aeropuerto Internacional de Toluca y levanta ahora el Viaducto Bicentenario, conocido como el “segundo piso”  de Cuatro Caminos a Cuautitlán.

-Sigue platicando Chavarría: “No es fortuito que el presidente de OHL sea José Andrés de Oteyza, quien fuera secretario de Patrimonio de José López Portillo. Y Oteyza era enlace Presidencial de Grupo Atlacomulco al grado que cristalizó negocios con Peña Nieto.

Sin embargo, las obras de OHL han provocado muchos estragos a los ejidos, comunidades y poblados por donde pasan. 

No se han dado todas las indemnizaciones. Y las pocas que se han otorgado son de burla. Muchos campesinos y ejidatarios fueron despojados de sus tierras. Algunos denunciaron a la empresa y a Peña Nieto. Los litigios continúan “Per  secular seculorum” (por los siglos de los siglos).

Además la autopista, Peña Nieto la construyó de manera arbitraria sin haberse llevado los procesos expropiatorios con los ejidos que atravesó, como Tultepec, Huehuetoca, Coyotepec, Zumpango, bordeada de vallas metálicas y altos taludes, que incomunicó grandes centros de población, como Ciudad Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Texcoco y Tultepec. 

Hubo movimientos de resistencia civil de pobladores y alcaldes que vieron mutilado su territorio y que no se les pagó.

La autopista de 113 kilómetros y cuyo costo fue de 24 mil millones de pesos no era ni siquiera de utilidad pública, sino más bien un “negocio privado” que Peña Nieto entregó en concesión a OHL para que lo explotara durante 40 años, cobrando actualmente a cada automovilista dos pesos por kilómetro. 

Despojo a ejidatarios

El Aeropuerto Internacional de Toluca es un redituable negocio para OHL y el Grupo Atlacomulco, lo tienen en concesión por 99 años, a partir de 2005. Chavarría detalla que, formalmente, OHL tiene 49% de la concesión, 26% es del gobierno estatal y el resto del federal.  Y otros negocios que giran alrededor del aeropuerto, la concesión de estacionamientos, sitios de taxis, líneas de transporte terrestre que recogen pasajeros en la Ciudad de México, centros comerciales, hoteles y restaurantes de lujo, etcétera.

Peña Nieto proyectó ampliar el aeropuerto a 400 hectáreas más, y poco a poco “empezó a tomar a la fuerza”  el ejido de San Pedro Totoltepec, ubicado cerca de la terminal aérea.

“El gobierno empezó por cortarles la luz y el agua a los ejidatarios para orillarlos a salir”. Luego comenzó a presionarlos para que vendieran sus parcelas, hasta con amenazas de muerte. Algunos prefirieron malbaratar su patrimonio, vendiendo a 400 pesos el metro cuadrado, siendo que ahí el valor del suelo ya es de 18 mil pesos el metro cuadrado.

Otros ejidatarios no se dejaron amedrentar e interpusieron, una demanda contra Peña Nieto y funcionarios implicados en el despojo a mansalva. 

En respuesta el director del aeropuerto, los amenazó, advirtiéndoles que si no vendían, entonces el gobierno les expropiaría sus tierras.

“El conflicto continúa”. Grupo Atlacomulco y OHL siguen empecinados en apoderarse del ejido. 

Seguiremos luchando, y será más difícil con Peña Nieto en Los Pinos.

Indica que otro gran negocio de Peña fue la construcción de Ciudades Bicentenario, grandes centros urbanos de miles de casas cada uno, que empezaron a levantarse en seis municipios, y las constructoras hicieron diminutas viviendas de interés social, de 30 a 60 metros cuadrados. 

Hasta el momento, añade, esas ciudades diseñadas para hacer negocio con los pobres han resultado un fracaso, pues no cuentan con vialidades, transporte, ni seguridad adecuada; ni siquiera fuentes de empleo, como se proyectó. Sólo están provocando un “desastre ecológico” y un “caos total”.

Y agrega: “Peña Nieto se caracterizó por concesionar obra pública por todos lados para dar una falsa impresión de progreso e impulsar sus aspiraciones presidenciales. Esas obras se las otorgó arbitrariamente a sus allegados de la iniciativa privada, mediante el peligroso esquema de “Proyectos para Prestación de Servicios (PPS)”, que consiste en decir: Tú, empresario, haces la obra, la explotas en concesión por 20 años, durante ese tiempo “haces un gran negocio cobrado intereses”, y luego se la entregas al estado.

“En realidad los PPS son un esquema de endeudamiento para la población, la que finalmente deberá pagar los costos y los altos intereses durante muchos años. Es lo mismo que pagar un crédito bancario. Los PPS que otorgó Peña Nieto -en carreteras, hospitales, escuelas, etcétera- tuvieron un plazo promedio de 20 años. Por lo tanto, les heredó una cuantiosa deuda a las cuatro administraciones estatales posteriores a la suya. El pueblo tendrá que pagarla”.

Pone como ejemplo el Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, cuyo costo fue de 800 millones de pesos, pero finalmente costará 5 mil 146 millones, ya que Peña Nieto financió a 23 años la obra. Cada año deberán pagarse 300 millones de pesos.

O el Centro Cultural Oriente de Texcoco, que costó 700 millones de pesos, pero se pagarán 4 mil 536 millones, pues se financió a 21 años, con pagos anuales de 180 millones de pesos.

Aquí en Veracruz, Fidel Herrera hizo lo mismo, sacó préstamos de 8 mil millones de pesos, “pero de intereses se pagarán 22 mil millones de pesos” a “Un mil millones de pesos por año, durante los próximos 30 años”.

Por cada préstamo, lo que nos quita más de 2 mil millones por año y por los próximos 30 años. Y así están muchas otras obras.

Por otra parte, Chavarría alerta sobre la “fuerte cultura del nepotismo” en que abrevó Peña Nieto:

“Él es un auténtico producto del nepotismo; se crió en ese caldo de cultivo. Su tío Arturo Montiel le dio un alto puesto en su gobierno para después heredarle la gubernatura. Y ya como gobernador y sin empacho Peña Nieto repitió el esquema al repartir entre su parentela los cargos de gobierno, violando el artículo 42 de la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de México, que prohíbe esas prácticas”.

Detalla que, siendo gobernador, Peña Nieto le dio a su primo Alfredo del Mazo Maza la Secretaría de Turismo. A su tía Marcela Velasco González la nombró secretaria de Desarrollo Urbano. A su prima Carolina Monroy del Mazo la hizo encargada de Radio y Televisión Mexiquense y luego la nombró secretaria de Desarrollo Económico. A su primo Gustavo Cárdenas Monroy lo designó secretario del Medio Ambiente. A su tío el ex gobernador Alfredo del Mazo González lo hizo presidente del Consejo Mexiquense de Infraestructura. A su primo Ernesto Monroy  Yurrieta le dio la Subsecretaría de Educación. A su tío Arturo Lugo Peña lo hizo subsecretario de Vialidad de la Secretaría de Comunicaciones.

Chavarría recalca: ¡Pura corrupción y nepotismo! Toda la trayectoria política de Peña Nieto está marcada por esas dos prácticas”.

¿Cómo empieza la publicidad de Televisa para ayudar a Peña Nieto que recibamos el “Atole con el dedo y pidamos más”?

Lo comparan con Lázaro Cárdenas que recuperó el petróleo y éste va a recuperar las telecomunicaciones, como bienes de la nación, en perjuicio de Televisa. ¡¡¡Que se los crea la más vieja de su familia!!!

Lo que sí hay que analizar en manos de quién van a quedar los nuevos canales.

1.- Si quedan en manos de la Judeo Masonería de Wall Street, como buen masón, Peña nos vende para pagar a USA el haberlo metido en una elección fraudulenta, en la que se vio un exceso de dinero como de 1000% más de lo que autoriza el IFE traidor a México.

2.- En manos de la OHL de España, pero que también está patrocinada por la Judeo Masonería de Wall Street. O sea, sería lo mismo.

3.- Que se le dé a los de siempre, a sus ladrones allegados. 

Entonces la inversión la hará el Gobierno y se las dará en concesión por 99 años y ya luego las devuelven.

Una vez que esto de las Telecomunicaciones haya sucedido, PREPÁRENSE.    ¡¡¡¡¡Le sigue el robo completo de Petróleos Mexicanos!!!!! 

Recordad que Carlos Salinas lo hizo con Telmex, pasándoselo a Carlos Slim.

Si Salinas está con Slim y Peña Nieto con Salinas, pues nos van a dar atole con el dedo en cantidades industriales y nos van a domesticar para que pidamos más atole. 

No van a perjudicar a ningún político o empresario del Grupo de Ladrones PRIISTAS, NI a Fidel Herrera ni al Gober Precioso Mario Marín de Puebla ni al llorón de Coahuila que le mataron al hijo los narcos y menos se van a meter con los pertenecientes al “Grupo Atracomucho y sus socios”. 

Asi está nuestro país y somos los mexicanos los que debemos pensar, aunque más del 50% no somos pensantes, nos vale ma#$%e. Amén.