Acultzingo.- Servidores de la Nación son negligentes al exponer a adultos mayores porque los congregan para el pago del programa federal de 68 y Más, pese al repunte de casos sospechosos y algunos confirmados de Covid-19 en la región.

Autoridades denunciaron que el gobierno federal se contradice al no regular dicha situación que conlleva a un riesgo de contagios y propagación del virus, mientras exhorta a través de los funcionarios estatales y municipales para implementar medidas de prevención.

“Llevamos semanas difundiendo las medidas de seguridad para evitar casos de Coronavirus, pero pareciera que el trabajo no vale, porque viene la gente de los programas federales y la población más vulnerable está en riesgo”, comentaron.

Consideraron que ante el repunte de casos sospechosos y algunos confirmados en la zona de las Altas Montañas, como autoridades se debe evitar entrar en controversia y contradicciones, ya que se trata de un problema de salud a nivel internacional y que amerita seriedad.

Enfatizaron que aunque no es viable suspender los apoyos por la crisis económica que se vive a causa de la pandemia, los Servidores de la Nación deberían analizar e implementar estrategias, como calendarizar la entrega con un número reducido de personas o entregar los recursos en los domicilios de cada beneficiario.

Agregaron que tienen disposición de coadyuvar con las brigadas de trabajadores en cualquiera que sea la mecánica, siempre y cuando no representante un riesgo para los adultos mayores.

“En diálogo con agentes municipales nos enteramos que se aproximan las entregas en Tecamalucan y Potrero, también para el sector con discapacidad, vamos a ir a ver ese asunto, porque es preocupante ante la alerta sanitaria que vivimos”, expresaron.