• En Omealca, sin ubicar fosas clandestinas
  • La Comisión Nacional de Búsqueda suspendió el rastreo de fosas clandestinas en la región.

Omealca.- La Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), suspendió revisiones en el municipio después de cuatro días de revisar la zona y no localizar evidencias de cuerpos o restos humanos en las coordenadas que recibieron de supuestas fuentes confiables.
La caravana, conformada con peritos especializados, autoridades estatales y federales recorrieron varias comunidades de Omealca, donde se consideró localizarían evidencias de restos humanos.

No hay evidencias
A pesar del fuerte hermetismo de las autoridades, se conoció que desde el lunes que llegaron a Omealca, las autoridades no localizaron ninguna evidencia que confirmara que la zona de La Turbina existiera algún sitio, utilizado como fosa clandestina.

Caravana nacional
Las revisiones se realizaron durante cuatro días hasta que el jueves, el personal que dirige la caravana a nivel nacional, decidió frenar la búsqueda debido a que las coordenadas que recibieron, sobre informes de posibles fosas clandestinas eran erróneas.
La presencia de la Comisión Nacional de Búsqueda causó expectación de la población ya que inicialmente se hablaba de operaciones federales contra la delincuencia, más de búsqueda de personas no localizadas.

  • Rastreo Sin éxito
    Informes extraoficiales señalan que el rastreo de evidencias se suspendió el jueves pasado y se desconoce si continuarán en alguna otra parte de la región debido a que no tuvieron éxito con los informes que traían desde México.
    Los rastreos de personas no localizadas o restos humanos iniciaron desde temprana hora del lunes en La Turbina y en otros puntos de Omealca, donde presuntamente existían informes de sitios utilizados como fosas clandestinas.
    Ninguna autoridad ha dado una información oficial sobre el resultado de las operaciones o si continuarán en la región, sólo se dijo que la búsqueda se suspendió hasta nuevo aviso.
  • Cifra
    4 días
    Revisan la zona y no localizan evidencias de cuerpos o restos humanos en las coordenadas que recibieron de supuestas fuentes confiables.