La Navidad

Bucarest.- Rumania impondrá a partir del próximo lunes un toque de queda nocturno, el cierre de escuelas y el teletrabajo para todas las empresas donde sea posible, después de que se hayan registrado tres días consecutivos récords de contagio de la COVID-19.

El presidente, Klaus Iohannis, anunció anoche que también se prohibirán por completo las fiestas privadas y que el uso de cubrebocas será obligatorio en la calle en todo el país.

“Debemos ser muy realistas. Son necesarias medidas firmes, medidas más firmes, para controlar la propagación de la pandemia. Las medidas que se han tomado hasta ahora ya no son suficientes”, declaró Iohannis.

Te recomendamos leer: 
Tránsito cierra retorno en bulevar
Vecinos se rebelan contra alcalde Rojí
Cayó 60% la venta de flores en Todos Santos

Dichas declaraciones fueron realizadas horas después de que el jueves se contabilizaran 9 mil 714 nuevos contagios más que el día anterior.

La pasada madrugada, el Comité para Situaciones de Urgencia del Gobierno rumano concretó que el toque de queda se extenderá desde las 23:00 a las 05:00 horas.

Iohannis también se refirió a las elecciones legislativas que Rumanía debe celebrar el próximo 6 de diciembre.

“Será una campaña electoral en condiciones muy especiales, muy estrictas, y después vendrá el voto”, dijo el presidente, que descartó aplazar los comicios como ha sugerido parte de la oposición.

Te puede interesar:

También puedes leer: